El partido de Evo Morales sobrevive bien sin él

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 7m. 11s.
Luis Arce, nuevo presidente de Bolivia, en 2019, cuando era ministro de Economía (CC Casa de América)
Luis Arce, nuevo presidente de Bolivia, en 2019, cuando era ministro de Economía (CC: Casa de América)   La Paz.— El Movimiento al Socialismo (MAS) ha recuperado el poder en Bolivia, un año después de perderlo, con una ventaja electoral inesperadamente amplia. Se ha comprobado que los votantes rechazaron a Evo Morales y su reelección fraudulenta, pero no las políticas de su partido. Cinco días después de la elección, el tiempo más corto de su historia democrática de procesos electorales,

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares