Daniel Scheinert
El abigarrado argumento y la estética –entre espectacular y hortera– pueden dividir al público, que amará u odiará esta película.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.