aceprensa

El Observatorio

Escuelas católicas españolas: tan diversas como la sociedad


Según el Estudio de Escuelas Católicas1 realizado por el Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia de Comillas, los padres que llevan a sus hijos a estos centros tienen un perfil socioeconómico e ideológico similar al resto. El apoyo a la concertada y a la asignatura de religión es amplio tanto en las familias de la escuela pública como en las de la privada.


El informe analiza los datos de dos encuestas: una a una muestra de la población adulta y otra a padres de alumnos. A estos se los divide en dos bloques: los de escuelas católicas –casi todas concertadas– y los demás, con hijos en centros públicos o privados.

Los colegios católicos escolarizan en España a casi un millón y medio de chicos y chicas, un 18% de todo el alumnado no universitario y un 70% del de la red concertada.

Los padres que llevan sus hijos a escuelas católicas son, de media, algo mayores que los demás: apenas un 25% tiene menos de 40 años, mientras que en el resto de centros son más del 40%. Este es quizá el rasgo demográfico más dispar entre un tipo de colegios y otros. No hay tantas diferencias respecto a las situaciones familiares. En los católicos, el 18,3% de los padres viven en parejas de hecho, y el 5,5% son hogares monoparentales, frente al 26,4% y el 8,5%, respectivamente, en los colegios no católicos.

En cuanto al perfil socioeconómico, las familias de los católicos están menos representadas en los extremos. Los que ganan menos de 1.000 euros mensuales son el 21,4% (24,1% en los otros colegios), y los que ganan más de 5.000 euros, el 1,7% (2,6% en los otros). No obstante, en los centros católicos hay más familias donde todos los miembros están desempleados: el 7,1% frente al 5,7% en los demás.

En cuanto al perfil ideológico, los padres que llevan a sus hijos a centros católicos se definen de izquierdas o ecologistas aproximadamente en las mismas proporciones que los demás: un poco más en el primer caso, un poco menos en el segundo. Como es lógico, una gran mayoría de las familias de las escuelas católicas se identifican con los valores cristianos, pero el porcentaje también es muy alto entre el resto: un 70%.

Dos de cada tres encuestados, entre padres y población adulta en general, están de acuerdo con que exista una asignatura de religión en las escuelas públicas, concertadas y privadas.

Por otro lado, el 90% de los padres encuestados cree que el Estado debería seguir financiando a las familias la opción de que sus hijos estudien en un centro concertado.