Las ONG españolas dependen cada vez más de subvenciones públicas

En cinco años, la proporción de ingresos por donaciones privadas ha pasado del 67% al 39%

Página 1

Según la última edición del Directorio publicado por la Coordinadora General de ONGD (organizaciones no gubernamentales para el desarrollo) españolas, los ingresos de estas entidades han aumentado sin interrupción en esta década. En 1991 recibieron en total 11.360 millones de pesetas (68,27 millones de euros), y en 1997 (último año del que hay datos definitivos), cuatro veces más: 49.562 millones de pesetas (297,87 millones de euros). Pero ha habido también un cambio importante en la procedencia de los fondos. Desde 1995 las aportaciones públicas son mayores que las privadas. En 1997, el 61% de los ingresos de las ONGD procedieron de fondos públicos.

Esto no significa que las aportaciones privadas hayan bajado en números absolutos. Al contrario, de 1991 a 1997 aumentaron de 7.283 millones a 19.380 millones de pesetas. Pero las subvenciones públicas se han multiplicado por más de siete en ese tiempo (de 4.077 millones a 30.182 millones de pesetas). Así, en 1997 sólo 23 de las 88 ONGD estudiadas en el Directorio recaudan más de donantes particulares que de organismos públicos. Esta dependencia de subvenciones no es exclusiva de España: también las cien mayores ONG francesas reciben de organismos públicos tres cuartas partes de sus ingresos (ver servicio 35/99).

Se comprueba que la gente da más cuando surge alguna necesidad grave y urgente. La tragedia de Ruanda en 1994 provocó un fuerte aumento (66%) de donativos a las ONGD con respecto al año anterior. Lo mismo se espera encontrar cuando se hagan las cuentas de 1998, ya que el año pasado los españoles dieron unos 48.000 millones de pesetas para ayudar a las víctimas del huracán Mitch.

Otro aspecto notable es la concentración de los recursos en las mayores organizaciones. De los ingresos totales de las 88 ONGD contempladas en el Directorio, el 72% corresponde a las 14 organizaciones que reciben más de mil millones de pesetas anuales. Ocho de ellas reciben más dinero de subvenciones públicas (entre el 74% y el 98% de los ingresos) que de donaciones privadas. Las seis que se financian sobre todo con donativos son Fundación ANESVAD, Ayuda en Acción, Manos Unidas, Intermón, Cáritas y Médicos sin Fronteras. El Directorio señala también que en 1997 las ONGD españolas ganaron 250.000 nuevos socios o colaboradores, de modo que el total alcanzó 1,48 millones de personas. Los que contribuyen con su trabajo son 28.700 personas, el 80% en calidad de voluntarios.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.