La libertad religiosa, un derecho humano combatido

Página 1

“Una investigación reciente llegó a una conclusión impactante: más de cien mil cristianos han sido asesinados cada año debido a su relación con la fe. Muchos otros están sujetos a desplazamientos forzados, por la destrucción de sus lugares de culto, por la violación y secuestro de sus líderes, como sucedió recientemente en el caso de los obispos Yohanna Ibrahim y Boulos Yaziji, en Alepo (Siria)”, afirmó el arzobispo Silvano Tomasi, observador permanente de la Santa Sede ante Naciones Unidas, durante la 23 sesión del Consejo de Derechos Humanos iniciada el pasado 28 de mayo.

Fernando de Haro, en su nuevo libro titulado Cristianos y leones (Planeta Testimonio, 2012), afirma lo mismo: cada año son asesinados cien mil cristianos en el mundo. Haro recuerda que, en 2001, David B. Barret y Todd M. Johnson publicaron el Informe World Christian Trends. En él explican que entre 2000 y 2005 la media anual de cristianos a los que han matado por causa de su religión fue de 160.000. En 2010 la cifra descendió a 100.000. En esta disminución ha influido la firma de la paz en el sur de Sudán, en 2005. Actualmente, el 75% de las personas que sufren discriminación por su religión son cristianas. Según datos de enero de 2013 del Pew, cien millones de cristianos son perseguidos en todo el mundo. Según Haro, el cristianismo supone un freno al poder omnímodo de las dictaduras que penalizan el ejercicio del derecho a la libertad religiosa.

CRISTIANOS Y LEONES

Autor: FERNANDO DE HARO

Planeta.
Barcelona (2013).
283 págs.

Geografía de la violencia contra los cristianos
La obra Cristianos y leones (1) pasa revista a los países donde más se vulnera la libertad religiosa. En Oriente Próximo hay un proceso creciente de radicalismo islámico (ver Aceprensa 25-10-2012), que amenaza la seguridad de los cristianos. Iraq cuenta con 180.000 cristianos, entre 31 millones de habitantes. Desde 2003 han sido 2000 los cristianos asesinados por su religión. Del 2003 al 2012 han emigrado del país 650.000 cristianos. Las consecuencias de la guerra de 2003 han sido funestas para la comunidad cristiana, de raíces bimilenarias en esta región.

En Egipto, la subida al poder de los Hermanos musulmanes, en 2012, ha empeorado la seguridad de los ciudadanos de confesión cristiana. Para Haro, el respeto a los cristianos coptos en Egipto será trascendental para la pervivencia de la propia democracia en ese país.

Actualmente, el 75% de las personas que sufren discriminación por su religión por sus creencias son cristianas

En Pakistán, con una población de 184 millones, de la que 4 millones son cristianos, actualmente hay 993 acusados por la ley de blasfemia (ver Aceprensa 19 abril 2013); de los que 120 son cristianos. Shahbaz Bhatti, Ministro para las minorías religiosas, fue asesinado el 2 de marzo de 2011 por intentar suprimir la citada legislación y defender a los cristianos, como Asia Bibi. En la primavera de 2009, tras ser hostigada por unas vecinas para que se convirtiera al Islam, Asia replicó. “Creo que Jesucristo se ha sacrificado en la Cruz por los pecados del mundo, ¿qué ha hecho vuestro profeta Mahoma para salvar a los hombres?” Por este motivo fue denunciada a un imán, metida en la cárcel y sentenciada a pena de muerte, todavía no ejecutada.

En Nigeria, con 73 millones de cristianos en una población total de 160 millones, el grupo terrorista islámico Boko Haram asesinó en 2011 a 550 personas. En enero de 2012 hubo un atentado a la Iglesia de Santa Teresa de Madalla, donde murieron cuarenta personas. En India, con 1160 millones de personas, de las que 230 millones son cristianas, hay un aumento del terrorismo de origen nacionalista hindú. En agosto de 2008 fueron asesinados más de 500 cristianos en Bhubaneshwar, en el estado de Orissa.

En China, donde viven 115 millones de cristianos en una población de 1139 millones, quien hostiga a la Iglesia católica es el partido comunista. Su Zhimin, obispo de Boading hoy encarcelado, pidió a las autoridades que se investigaran las graves violaciones contra los derechos civiles y que se garantizasen los derechos de muchos creyentes, después de que mataran a su predecesor Fan Xueyan. El Informe de Ayuda a la Iglesia Necesitada 2012 enumera los atropellos a la libertad contra la jerarquía católica y el pueblo cristiano. Sin embargo, en los últimos 60 años los católicos se han multiplicado por cuatro.

LIBERTAD RELIGIOSA. UNA URGENCIA GLOBAL
Religious Freedom. Why Now?

Autor: TIMOTHY SHAH

Rialp.
Madrid (2013).
187 págs.
Traducción: Cristina Sánchez.

Defensa y alcance de la libertad religiosa
La libertad religiosa no es solo un derecho humano que hay que defender, sino una necesidad de los estados para su propia seguridad y pervivencia. Esta es la idea central del libro Libertad Religiosa (2), editado por Timothy Shah, Profesor de la Universidad de Georgetown (EE.UU.). Un grupo de expertos defiende en esta obra que la libertad religiosa es nuclear para la dignidad humana, la democracia y la paz mundial. Afirman que “la represión religiosa tiende a fomentar la violencia, la inestabilidad, la tiranía, el estancamiento económico y la opresión de la mujer”.

El auge del fundamentalismo islámico, según la obra citada, se debe a la identificación de política y religión en la que unos grupos que se hacen con el poder quieren obligar a los demás a una única interpretación religiosa. Las primeras víctimas de este fundamentalismo son amplios sectores de musulmanes. Además, paradójicamente, existe una relación entre el terrorismo islamista y la falta de libertad religiosa. Sin embargo, este estudio rechaza la idea de que el Islam sea intrínsecamente incapaz de ser compatible con la libertad religiosa y la democracia liberal: “Hoy en día, cada vez son más los pensadores musulmanes que utilizan los argumentos del Corán para defender la libertad religiosa desde una perspectiva islámica”. El libro también trata el problema de los atentados contra la libertad religiosa en las democracias occidentales.

Hay 41 casos de leyes nacionales de consecuencias negativas para los cristianos en más de 15 países europeos

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1966 y ratificado en 2010 por la gran mayoría de los países del mundo, consolida el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos sobre el derecho a la libertad religiosa. El 83% de los países con una población de al menos dos millones de personas ofrecen garantías constitucionales de libertad religiosa, y otro 8% se compromete a custodiar tal libertad. Solo el 9%, 13 países, no reconoce formalmente este derecho. Sin embargo, como hemos visto antes, las persecuciones por motivos religiosos alcanzan dimensiones intolerables.

Medidas discriminatorias en Europa
En Occidente, que se precia de defender de la democracia y libertades, también hay leyes y prácticas que limitan la libertad religiosa. Un Informe del Observatorio sobre Intolerancia y Discriminación fue presentado el pasado 21 de mayo en una Conferencia de Alto Nivel de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que tuvo lugar en Tirana (Albania), en una ponencia presentada por la directora del Observatorio Gudrun Kugler.

El estudio constata 41 casos de leyes nacionales de consecuencias negativas para los cristianos, en más de 15 países europeos. Además se informa sobre 169 casos de intolerancia contra los cristianos en la Unión Europea. El informe tiene dos partes: la primera trata de limitaciones a la libertad que afectan a los cristianos en Europa y, en segundo lugar, los casos más llamativos de intolerancia y discriminación en toda Europa en 2012.

Los problemas atañen a cinco aspectos fundamentales, que no son meramente religiosos:

- Libertad de conciencia: Se explica que no se trata de una cuestión exclusivamente religiosa, y que puede ser aplicada no solo a personas sino también a instituciones. La objeción al aborto y a la dispensación de anticonceptivos representa un serio problema para profesionales de la salud que se oponen a estas prácticas en diversos países.

- Libertad de expresión: Encuentra un freno severo cuando alguien disiente de entender la homosexualidad como una práctica normal y sin reparos éticos. Una crítica en este sentido puede ser objeto de una investigación criminal. También las críticas públicas al Islam son actualmente arriesgadas para los ciudadanos.

- Libertad de reunión y asociación: Destaca, por ejemplo, la escasa tolerancia a las manifestaciones pacíficas provida ante las clínicas abortistas. Por otra parte, se producen auténticas manifestaciones de odio contra instituciones cristianas.

- Políticas de igualdad: Algunas no respetan las señales de identidad de las instituciones. Por ejemplo, en Dinamarca las autoridades han obligado a la Iglesia Evangélica a realizar bodas homosexuales en sus iglesias.

- Derechos de los padres respecto a la educación de sus hijos: Se encuentran con varios impedimentos como el de las campañas educativas favorables a la homosexualidad, sin que los padres puedan optar porque sus hijos no asistan a ellas, en algunas ocasiones. Otra limitación es la prohibición de que los padres eduquen a sus hijos en sus propias casas, práctica prohibida en países como Alemania.

El Observatorio recomienda a quienes diseñan las políticas buscar una “razonable acomodación” cuando surge un choque entre las creencias de fe y la ley.

________________________

Notas

(1) Fernando de Haro. Cristianos y leones. Planeta. Barcelona (2013). 283 págs.

(2) Timothy Shah. Libertad religiosa. Una urgencia global. Rialp. Madrid (2013). 187 págs. T.o.: Religious Freedom. Why Now? Traducción: Cristina Sánchez.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.