En 1992 los terroristas protestantes cometieron más asesinatos que el IRA

Espiral de violencia en Irlanda del Norte

Página 1

Cuando se menciona el terrorismo en Irlanda del Norte, lo más común es pensar en el IRA. Sin embargo, esta organización no es la única que siembra la muerte en la provincia. Las autoridades británicas están preocupadas también por la escalada de violencia por parte de los grupos terroristas protestantes, que el año pasado cometieron más asesinatos que el IRA.

Miembros de dos organizaciones unionistas, Ulster Defence Association (UDA) y Ulster Volunteer Force (UVF), mataron en 1992 a 33 personas -incluidos cinco protestantes acusados de traidores-, cuatro más que el IRA. A las víctimas del terror organizado hay que sumar cinco nacionalistas católicos que murieron a manos de bandas incontroladas de protestantes. En total, 55 de los 84 muertos del año pasado en Irlanda del Norte pertenecían a la minoría católica.

De todas formas, el IRA todavía tiene el historial más sanguinario, ya que en 23 años de violencia política en Irlanda del Norte le corresponden unas 1.800 muertes, de un total de 3.000. Los terroristas protestantes han causado unas 700 víctimas.

La violencia unionista es, en parte, una respuesta a los crímenes del IRA. Sin embargo, UVF comenzó a actuar a mediados de los años 60, antes de que el IRA reanudara sus atentados. Hasta hace poco, los grupos terroristas protestantes estaban notablemente peor organizados que el IRA. Pero en los últimos años ha aumentado su capacidad operativa. Preocupado por este fenómeno, el año pasado el gobierno británico puso fuera de la ley a la UDA, que tenía en ese momento unos 8.000 miembros además de sus comandos terroristas. La policía trata de estrangular las fuentes de financiación de la UDA -pubs, extorsiones y otros-, que proporcionan, según se calcula, aproximadamente 1,5 millones de dólares anuales.

El recrudecimiento de la violencia unionista parece deberse a dos circunstancias que preocupan a los radicales protestantes. Por un lado, temen que el crecimiento de la población católica les deje en minoría en el Ulster. En la época de la partición de Irlanda, a comienzos de los años 20, los católicos eran un tercio de los habitantes de la provincia. Hasta ahora se ha mantenido la mayoría protestante, y los unionistas podían respirar tranquilos, ya que el gobierno británico siempre ha asegurado que sólo permitiría la unidad irlandesa con el consentimiento de la mayoría de la población del Ulster. Pero el censo de 1992 muestra que la proporción de católicos ha subido al 43%. Además, la población católica es joven -en algunos distritos la edad media no supera los 25 años-, mientras que la protestante está envejeciendo.

En segundo lugar, los unionistas ven con recelo un aumento del poder político de los nacionalistas, debido, según ellos, a los acuerdos anglo-irlandeses.

Pese al clima de violencia, hoy existen en Irlanda del Norte más de cien pequeñas organizaciones que han constituido un movimiento a favor de la paz. Una de ellas es Widows Against Violence Empower, formado por viudas de asesinados por el terrorismo, tanto católicos como protestantes. Estas iniciativas de la base, que traspasan las fronteras entre las dos comunidades norirlandesas, permiten abrigar la esperanza de que la convivencia pacífica se instaure por fin en el Ulster.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.