El Tribunal Supremo de EE.UU. afirma que los Boy Scouts tienen derecho a no admitir homosexuales

Otra sentencia declara inconstitucional una ley que prohibía un tipo de aborto tardío

Página 1

El recurso de un homosexual expulsado de un grupo de Boy Scouts y la demanda de inconstitucionalidad contra una ley de Nebraska que prohibía un tipo de aborto tardío han sido dos de las cuestiones legales más polémicas del año en Estados Unidos. El Tribunal Supremo (TS), que todos los años en esta época, justo antes de terminar el año judicial, dicta numerosas sentencias, ha resuelto que los Boy Scouts tienen derecho de admisión y que la ley de Nebraska es inconstitucional.

El TS ha reconocido que los grupos de Boy Scouts pueden reservarse el derecho de admisión en sus filas. En 1990, un joven de New Jersey, con rango de Eagle Scout, fue expulsado de la asociación después de dar a conocer en una entrevista a un diario local que participaba en las actividades de un grupo universitario compuesto por homosexuales. El joven demandó a los Scouts por la expulsión, que los dirigentes decidieron basándose en que la homosexualidad entra en conflicto con uno de los fines fundamentales de la organización: fomentar entre los jóvenes una "moralidad recta y limpia". El TS de New Jersey sentenció contra los Scouts, y estos recurrieron al TS de Estados Unidos.

Según este Tribunal, en el caso no se planteaba si lo que enseñan los Boy Scouts acerca de la homosexualidad está bien o mal. La cuestión de fondo era si se puede forzar a una organización privada a admitir miembros de conducta contraria a los principios definidos en sus estatutos. Por la mínima diferencia (cinco votos contra cuatro), los magistrados decidieron que no.

Aborto tardío

El mismo día, 28 de junio, el TS resolvió la demanda de inconstitucionalidad contra la ley del Estado de Nebraska que prohibía el aborto por dilatación y extracción (D+X). El método consiste en dilatar el útero y extraer al feto vivo, por los pies. Para sacar la cabeza, se la perfora y a continuación se aspira la masa encefálica; finalmente, se aplasta el cráneo para que salga fácilmente por el canal del parto. Donde este sistema es legal se practica entre los seis y los nueve meses de gestación.

La ley de Nebraska, aprobada en 1997, era más restrictiva que las de los otros 29 Estados que prohíben la D+X, ya que no consideraba como excepción el peligro grave para la salud de la madre. En virtud de la sentencia del TS en el caso Roe v. Wade (1973), una mujer tiene derecho al aborto, y solo después del primer trimestre de gestación pueden los Estados establecer algunas restricciones por motivos de interés público. Según el fallo definitivo, la ley de Nebraska imponía una "carga excesiva" sobre la mujer que quiera abortar, por no admitir excepciones y porque definía la D+X de forma imprecisa, de modo que la prohibición podría recaer sobre otros métodos de aborto. La sentencia del TS, que declaró inconstitucional la ley por cinco votos contra cuatro, no invalida la leyes de los demás Estados. Sin embargo, avisa de que el riesgo grave para la salud de la mujer debe considerarse excepción a la prohibición de practicar este tipo de aborto.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.