Cifra para recordar

Reino Unido: el aborto como medio anticonceptivo

Página 1

La ley del aborto de Reino Unido, vigente desde 1967, está a punto de superar un nuevo récord: con ella se han realizado en Inglaterra y Gales casi 2 millones de abortos durante la última década. Pensada por sus impulsores para dar salida a situaciones excepcionales (cfr. El Sónar, 11-02-2014), la ley está permitiendo que el aborto se utilice como un medio anticonceptivo más.

La Abortion Act permite el aborto hasta las 24 semanas del embarazo si hay riesgo para la salud física o psíquica de la madre o problemas socioeconómicos, y sin límite temporal en caso de grave riesgo o malformaciones del feto. En teoría, dos médicos deben evaluar si verdaderamente hay un riesgo para la salud de la madre. Pero este requisito es papel mojado (cfr. Aceprensa, 3-02-2014).

Precisamente estos días se ha desatado una polémica en Reino Unido ante la decisión de la fiscalía de no presentar cargos contra algunos médicos que autorizaron abortos sin ni siquiera entrevistarse con las mujeres.

Cada vez más mujeres se acogen al supuesto más extremo de la ley: en 2013 hubo 190 abortos posteriores a la semana 24, casi un quinto más que el año anterior

No es la primera vez que las autoridades británicas deciden hacer la vista gorda ante el incumplimiento de los requisitos de la ley del aborto: el septiembre pasado, la fiscalía tampoco presentó cargos contra dos médicos que acordaron practicar abortos en función del sexo del feto, lo que es ilegal (cfr. Aceprensa, 24-09-2013).

En plena polémica por la permisiva aplicación de la ley, ya de por sí muy laxa, las últimas estadísticas del aborto en Reino Unido vienen a confirmar lo que lamentó David Steel, padre de la ley: que se está recurriendo al aborto “como un medio anticonceptivo. No era ese el propósito de la reforma de 1967”.

En 2013 hubo 190.800 abortos en Inglaterra y Gales, frente a los 185.122 del año anterior. Entre ambos países suman casi dos millones de abortos en la última década. En Escocia hubo 11.777 abortos en 2013, menos que los 12.447 del año anterior.

Al comentar estas estadísticas, el periodista del Telegraph John Birmingham se fija en tres datos que sugieren que hoy el aborto en Reino Unido se está banalizando:

Abortos repetidos. En 2013 casi 19.000 mujeres de Inglaterra y Gales iban como mínimo por su tercer aborto, un incremento del 8% con respecto al año anterior.

En pareja estable. Casi 7 de cada 10 mujeres que abortaron en 2013 convivían con una pareja estable o estaban casadas, mientras que la tasa de abortos entre adolescentes está en su nivel más bajo en años. Las que cohabitan sin estar casadas representan el 51% de las que abortan.

Abortos tardíos. Otro signo es que cada vez más mujeres se acogen al supuesto más extremo de la ley: en 2013 hubo 190 abortos posteriores a la semana 24, casi un quinto más que el año anterior.

Para Fiona Bruce, diputada del Partido Conservador, estas estadísticas revelan “la creciente y triste tendencia a usar el aborto como una opción de estilo de vida o como sustituto de la contracepción”. En la misma línea, el diputado laborista Jim Dobbin pregunta: “¿Por qué en un país que en teoría aborrece el uso del aborto como método de contracepción sigue aumentado la cifra de abortos repetidos?”.

Quien no se sorprende de esta tendencia es Ann Furedi, directora ejecutiva del Servicio Asesor de Embarazo (British Pregnancy Advisory Service, BPAS), una organización que lleva a cabo una cuarta parte de los abortos de Gran Bretaña. A diferencia de otras pro-choice, que siguen insistiendo en que la liberalización no incide en el número de abortos, Furedi tiene claro adonde conduce el fin de las restricciones: a normalizar lo que, a su juicio, constituye un elemento más de la “salud” de las mujeres.

Lo dijo con motivo de la polémica sobre los abortos en función del sexo, cuando negó que hubiera buenas o malas razones para abortar (cfr. Aceprensa, 24-09-2013). Y lo vuelve a repetir ahora: “No hay cifras buenas o malas sobre el aborto, sino simplemente el hecho de que cualquier mujer que necesite un aborto pueda realizarlo”.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.