Las humanidades también cuentan para los ingenieros

Algunas Escuelas revisan sus planes de estudio para conseguir un nuevo perfil de ingeniero

Página 1

Las carreras humanísticas atraen hoy a pocos alumnos porque se consideran estudios poco "rentables". Sin embargo, las Escuelas de ingeniería, paradigma de los estudios prácticos, ven la necesidad de proporcionar a sus alumnos una formación no exclusivamente técnica. Y no sólo para poner una "guinda cultural" en la formación de ingeniero, sino para responder a lo que están pidiendo las empresas. De modo que quizá pueda surgir de ahí un matrimonio de conveniencia entre las humanidades y la técnica.

¿Qué tipo de ingeniero desean las empresas? En Francia, ha intentado responder a esta cuestión una encuesta realizada por BG Communication por cuenta de la Escuela Nacional Superior de Técnicas Avanzadas (Ensta). Responden 200 responsables de selección de personal escogidos entre las mil empresas más importantes (cfr. L'Express 11-XI-93).

Primera conclusión: la mayoría de los patronos (61%) piensan que el mercado laboral del futuro exigirá ingenieros generalistas antes que especializados (31%). Por generalistas entienden ingenieros con una buena cultura científica de base, que sepan jerarquizar los problemas y adaptarse a las evoluciones técnicas.

A la pregunta sobre qué aspectos deberían recalcar las Escuelas de ingenieros en los próximos diez años, las tres primeras respuestas (se podían dar varias) fueron: la formación en gestión directiva (30%), en relaciones humanas (16,7%) y en la vida de la empresa (15,9%). Además de los diplomas, las cualidades más valoradas al contratar a un ingeniero son la capacidad de adaptación a la empresa (37%), la competencia técnica (19%), las cualidades humanas (18%) y la amplitud de espíritu del candidato (17%).

Algunas de estas demandas sociales se están teniendo ya en cuenta: según el reportaje de L'Express, los cursos dedicados a gestión y a cultura general suponen del 20 al 25% del horario en muchos centros. Entre otras cosas, se ve la necesidad de que los alumnos dominen la capacidad de comunicación oral y escrita. Según el director de la Ensta, Pierre Jampy, los ingenieros deben ser capaces de convencer mediante la palabra, y de transmitir bien las informaciones, por lo que les anima a... aficionarse al teatro. El dominio de la escritura es también una necesidad fundamental, y la Escuela no duda en ofrecer un curso de ortografía a los alumnos que lo necesitan.

Ante la importancia que las empresas dan a la formación humana del candidato, los directivos de algunas escuelas piensan que esta podría potenciarse con una mayor atención a las humanidades.

La posibilidad de elegir algunas disciplinas humanísticas la tendrán también a partir de ahora los alumnos de la Universidad Politécnica de Cataluña. En los planes de estudio reformados hay 32 materias de libre elección, que suponen un 10% del total de la carga docente de las carreras. Entre estas materias optativas, los alumnos podrán escoger disciplinas humanísticas impartidas en algunas Facultades (Derecho, Historia, Filosofía, Arte...) de la vecina Universidad de Barcelona, con la que se ha establecido un convenio.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.