Durante el pontificado de Benedicto XVI

La práctica religiosa entre católicos europeos: baja pero estable

Página 1

Una de las iniciativas de Benedicto XVI fue crear un nuevo Consejo pontificio dedicado a la evangelización de países de tradición cristiana que han experimentado un proceso de secularización. Todavía es pronto para valorar su influencia. Por el momento, según un reciente análisis de las encuestas hechas en los últimos años por el Pew Research Center entre los católicos de Francia, Alemania, España e Italia, los cuatro países con mayor población católica en Europa Occidental, se advierte una situación de estabilidad. No se advierte un resurgimiento de la fe, pero tampoco un mayor descenso del compromiso religioso.

Aumentan los católicos bautizados, pero desciende su proporción dentro del conjunto de la población

Importancia de la religión
Desde el 2002, tan solo el 15% de los católicos franceses dicen que la religión es muy importante en sus vidas; en España, desde el 2009, el porcentaje está en torno a un tercio; en Italia, en 2009, una cuarta parte. Entre los católicos alemanes, en las últimas encuestas, las cifras no superaron el 42% en esta misma estimación de la fe.

La frecuencia de la oración y la asistencia a misa
Entre los católicos franceses, los que rezan todos los días están entre el 11% y el 17%, según los últimos informes. Los católicos alemanes, en la última década, no superan el 40% en la plegaria cotidiana, lo mismo que los católicos españoles encuestados entre 2009 y 2011. Entre los católicos italianos, cerca del 30% dijeron que rezan diariamente, según los datos obtenidos entre 2002 y 2009.

En las encuestas realizadas entre 2009 y 2011, más del 10% de los católicos franceses dijeron que iban a misa al menos una vez por semana. En el mismo periodo, la práctica dominical de los españoles estaba entre el 24% y el 31%; y la de los alemanes era del 20% –pasando al 16% en 2011–. No se hicieron encuestas sistemáticas sobre la asistencia a los servicios religiosos en Italia.

La asistencia a la Misa dominical oscila entre el 9% en Francia al 24% en España

Tendencias similares en el público en general
Tampoco se ha dado ningún auge destacable de la religión entre la población adulta, considerada en conjunto, en Francia, Alemania, Italia y España, durante la última década. Según las encuestas, desde 2002, uno de cada diez adultos franceses dicen que la religión es importante en sus vidas. Casi todos los años encuestados, aproximadamente una cuarta parte de los adultos alemanes, italianos y españoles, atribuyen a la religión un papel muy destacado.

Porcentaje de católicos por países
La Iglesia Católica cuenta a sus fieles por el número de bautizados en cada país. Las estimaciones de las encuestas en Europa basadas en la auto identificación de los católicos son generalmente más bajas que las cifras oficiales de los católicos bautizados.

El Pew Research Center estima que la población católica en Italia era de 49,2 millones (81% de la población total) en 2010. En Francia, eran 37,9 millones (60%), en España, 34,7 millones (75%), y en Alemania, 27,1 millones (33%). Estas son las estimaciones del número de personas, en cada país, que actualmente se identifican como católicos.

Según el recuento de la iglesia, el número absoluto de católicos bautizados ha seguido aumentando en los últimos años en Francia, Italia y España, pero ha caído en Alemania.

Pero como proporción de la población total, los católicos bautizados han ido disminuyendo en los cuatro países durante décadas.

Este descenso gradual continuó durante el pontificado de Benedicto XVI. A pesar del aumento del número absoluto de católicos bautizados en Francia, Italia y España, este crecimiento ha sido inferior al de la población en general. De 1975 a 2010, el porcentaje de la población total de Francia que fue bautizada en la Iglesia católica descendió del 85,6% al 75,1%. En Alemania, se pasó del 37,2% al 30,5% –lo que puede explicarse, en parte, por el deseo de evitar el impuesto eclesiástico que cobra el Estado a los contribuyentes para financiar a sus respectivas confesiones-. En España, el descenso ha sido del 97,9% al 92,6%. Y en Italia del 98,8% al 95,1%.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.