La población gay en EE.UU. está en torno al 2,3%

Página 1


Una versión de este artículo se publicó en el servicio impreso 62/14

Solo un 2,3% de la población de Estados Unidos declara ser gay, lesbiana o bisexual, según el National Health Interview Survey, importante informe federal que por primera vez incluía una pregunta sobre la orientación sexual. Los resultados han decepcionado a los activistas gais, que durante años habían pedido que se incluyera esta pregunta en el informe.

El informe del NHIS, que encuestó a 35.000 adultos en 2013, encontró que el 96,6% de los interrogados se declararon heterosexuales; el 1,6% se identificaran como gais o lesbianas; el 0,7% como bisexuales; y otro 1,1% respondieron que “otra cosa” o no contestaron.

Los pocos informes académicos que habían tratado antes de medir la población LGTB habían estimado que estaba entre el 3,5% y el 4%. La proporción crecía si la pregunta no se refería directamente a su identidad sexual, sino a sus atracciones y experiencias sexuales.

La cifra del 2,3% contrasta con lo que la opinión pública ha asumido sobre la proporción de homosexuales en el conjunto de la población. Muchos creen que está en torno al 10%, una cifra mítica popularizada en los años sesenta a raíz del informe Kinsey. Pero encuestas Gallup han mostrado que una mayoría de americanos creen que la proporción es incluso mayor, cercana al 25%.

Según Jeff Johnston, analista de Focus on the Family, “el americano medio cree que el porcentaje [de LGTB] es mucho mayor, probablemente porque los medios de comunicación y de entretenimiento y otras fuentes influyentes han concedido una gran relevancia a la homosexualidad en los últimos años”.

Los activistas gais están convencidos de que el NHIS ha subestimado a la población LGTB. El informe se hizo a través de entrevistas personales en las casas de la gente, con preguntas contestadas de viva voz. Algunos militantes gais piensan que el informe reflejaría mejor la realidad si las preguntas se hubieran hecho más discretamente.

Indicadores de salud

En el análisis de indicadores de salud según la distinta orientación sexual, el informe observa que los problemas relacionados con el tabaco, el alcohol o los trastornos psíquicos son mayores entre la población de gais, lesbianas y bisexuales. Entre los adultos de 18-64 años, los fumadores son el 27,2% entre los gais y lesbianas, y el 29,5% entre los bisexuales, frente a un 19,6% entre los heterosexuales. Los problemas por el consumo excesivo de alcohol en algún momento del último año afectan al 35,1% de gais y lesbianas, al 41,5% de los bisexuales, frente al 26% de los heterosexuales. El 11% de los bisexuales declaraban haber sufrido problemas psíquicos importantes en el último mes, frente al 3,9% de los heterosexuales.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.