Holanda: la mitad de los casos de eutanasia no son declarados

Los médicos los silencian por miedo a la pena prevista para quienes no cumplan los requisitos legales

Página 1

Amsterdam.- Más de la mitad de los casos de eutanasia y cooperación al suicidio que se llevan a cabo en Holanda no son declarados por los médicos al Ministerio Fiscal, en contra de lo previsto en la nueva legislación. Así concluye el Fiscal Superior de primera instancia de Zwolle, H. Holthuis, en un reciente simposio sobre el control de la eutanasia celebrado en la localidad de Ede.

Según el Ministerio de Justicia, en 1993 sólo se han registrado 1.400 casos de eutanasia, a juzgar por los formularios entregados por los médicos que la practicaron. Sin embargo, esta cifra es algo más de la mitad de la que mencionaba la comisión gubernamental Remmelink en 1991, que entonces calculaba 2.700 casos anuales de eutanasia en el país.

En los formularios, los médicos responden a las preguntas sobre si han obrado conforme a las condiciones previstas para no ser perseguidos judicialmente: la presencia de una enfermedad grave e irreversible, dolores insoportables y el agotamiento de otros recursos distintos a la eutanasia (cfr. servicio 164/93).

Karl Gunning, presidente de la Federación Mundial de Médicos que respetan la Vida Humana, calificó de ingenua la lamentación del fiscal de Zwolle. Gunning opina que ningún médico se denunciará en un formulario así, mientras exista la mínima posibilidad de ser procesado. El año pasado, el Ministerio Fiscal solamente inició investigaciones en catorce casos, sin que llegara a más consecuencias. También pone en duda el citado médico que la cifra de 2.700 casos siga siendo válida, ya que, después de la comisión Remmelink, para suspender un tratamiento o administrar un fármaco que acelere la muerte no hace falta cumplimentar ningún formulario.

Hasta el momento, en Holanda la eutanasia sigue como delito en el Código Penal, aunque hay una serie de supuestos -los que alegan los médicos en el formulario- que permiten aplicarla.

La cuestión es qué va a pasar ahora que se ha formado una coalición gubernamental de ideas más liberales que el gobierno precedente. Quién sabe si la Democracia Cristiana holandesa va a ser más rigurosa en defensa de sus principios desde la oposición.

Carmen Montón

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.