Holanda: buscar profesores en las empresas

Página 1

La falta de profesores es un problema en Holanda desde hace algunos años. En este momento hay 2.800 vacantes en la enseñanza media y el Ministerio de Educación estima que en 2006 habrá 6.000. La edad media del personal docente se eleva, mientras que la abundancia en el sector educativo de empleos a tiempo parcial y la disminución de número de alumnos por clase exigen más profesores. Así lo justifican fuentes oficiales, pero en el debate público las quejas son el desinterés de los políticos por mejorar las condiciones de los profesores, los bajos salarios comparados con los empleos en la empresa, la falta de perspectiva de hacer carrera y lo poco valorada que está la profesión.

Para buscar profesores se han puesto en marcha más de 50 proyectos subsidiados. Uno de ellos, Spotlite, funciona en cooperación con la asociación de universidades. Es una oficina de orientación que busca reclutar futuros profesores entre los investigadores que están haciendo la tesis doctoral y cuyo contrato está a punto de terminar. Spotlite ofrece anualmente asesoramiento a unos 3.000 investigadores. Al Estado y a la universidad les interesa que empiecen en otro trabajo para que no tengan que pasar al paro.

La idea de reciclar a profesionales para convertirlos en profesores se viene llevando a la práctica en los últimos años (cfr. servicio 39/00). El cambio de la empresa a la enseñanza no es fácil. Los profesores que llevan años miran con recelo a los advenedizos porque su salario es equiparado a lo que ganaban en la empresa. Además los nuevos profesores no reciben tanta asistencia en sus primeros pasos en la profesión como se les había prometido y manejar una clase no siempre resulta tarea fácil. De ahí el interés de Spotlite en orientar bien a los candidatos. Para muchos, está siendo un desafío atractivo, por ejemplo, trabajar con estudiantes de bachillerato a quienes hay que motivar.

Spotlite espera ocupar en los próximos dos años y medio unos 750 puestos de profesores. Dado que la economía está pasando por una fase de recesión, esta y otras muchas organizaciones esperan que las aulas se conviertan en una noble alternativa.

Carmen Montón

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.