El Papa Francisco: confesor y penitente

Página 1

La festa del perdono con Papa Francesco
Card. Mauro Piacenza y Mons. Krzysztof Nykiel (ed.)
Librería Editrice Vaticana.
Roma (2017).
100 págs.
8 €.

Roma.— “La fiesta del perdón con el Papa Francisco” es el título de un libro que la editorial vaticana acaba de publicar con dos significativas fotos en color: una en la portada, en la cual se observa al Papa de rodillas haciendo su confesión, y la otra en la contraportada, escuchando la confesión de un joven penitente.

Solo con estas fotos es fácil adentrarse en el contenido del libro, editado por el Card. Mauro Piacenza, presidente del Tribunal de la Penitenciaria Apostólica, y Mons. Krzysztof Nykiel, regente del mismo Tribunal.

Desde la Penitenciaría Apostólica la Iglesia busca orientar y ayudar a los fieles en el valor del sacramento de la confesión, el reconocimiento de los pecados y la misericordia de Dios como fuente de alegría y paz interior.

En la presentación del texto, los editores destacan la catequesis que el Papa Francisco ha dirigido al mundo –en casi cinco años de su pontificado– sobre la misericordia, la alegría de la reconciliación y la fiesta del perdón como centro en la vida de la cristiana.

Una fiesta que el mismo Francisco celebra cuando acude a la confesión y recibe la bendición. “También el Papa se confiesa cada quince días, porque el Papa también es un pecador. El confesor escucha lo que le digo, me aconseja y me perdona. Todos necesitamos este perdón”, reconocía Francisco en una audiencia general en noviembre de 2013.

El perdón, fuente de alegría interior

El libro recoge las ideas principales que el Papa Francisco ha expuesto en homilías, discursos y entrevistas. La finalidad es promover y recordar el valor del sacramento de la penitencia como medio de conversión y fuente de alegría interior.

La confesión no es un “juicio” ni una “tintorería” que quita los pecados, sino el encuentro con un Padre que perdona siempre, perdona todo, olvida las culpas del pasado y luego hace incluso fiesta.

El Papa en su catequesis enseña el origen divino de la confesión, cómo prepararla y hacerla bien, y resuelve preguntas tan frecuentes como: ¿es posible confesarse directamente con Dios sin necesidad del sacerdote?; ¿Dios perdona todo?, o ¿para qué confesar siempre lo mismo?

Preguntas que, según las enseñanzas de la Iglesia, tienen respuesta cuando nos reconocemos necesitados del perdón de Dios. Tal como lo expresaba el Papa Francisco en el rezo del Angelus –el primero de su pontificado– el 17 de marzo de 2013: “El Señor nunca se cansa de perdonar: ¡nunca! Somos nosotros los que nos cansamos de pedirle perdón”.

El libro va dirigido de modo particular a los confesores, a modo de guía o apoyo doctrinal en el desempeño de su misión. Francisco lo regaló además a los miembros de la Curia Romana con ocasión del tradicional encuentro para las felicitaciones de Navidad, el pasado 21 de diciembre. El mismo día se reunió con los empleados del Vaticano y les recomendó la confesión: “No tengan miedo, tampoco ustedes, de pedir perdón, si la conciencia les llama la atención por algo, busquen un buen confesor y hagan una buena limpieza”.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.