Pan negro

Seix Barral. Barcelona (2004). 374 págs. 21 €. Traducción: Emili Teixidor.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Años posteriores a la guerra civil española. Andrés, un chico cuyo padre ha sido encarcelado y cuya madre trabaja en una fábrica de tejidos, pasa largas temporadas con sus tíos y abuelos en una masía de la Plana de Vic. Él mismo rememora lo sucedido aquellos años, su progresiva comprensión de las cosas que ocurren en su familia y en la sociedad en la que vive, su temprano aprendizaje del sexo, su aceptación de la propuesta que le hacen los amos para que haga el bachillerato.

Con un lenguaje rico y preciso, a base de largos párrafos encadenados con fluidez, integrando motivos y escenarios que había utilizado ya en anteriores relatos suyos, juveniles o de adultos, el autor recrea bien costumbres y ambientes del lugar y del momento. Sin embargo, hay contenidos en exceso previsibles: el carácter odioso de los camisas azules, las sotanas negras y los uniformes de color tabaco, todos a la vez; el aprendizaje de un comportamiento sexual inocente y sin culpa; la confusión de Andrés ante las enseñanzas religiosas y los ejemplos que recibe… Además, no está resuelta la dificultad de hacer verosímil la enorme capacidad reflexiva de un chico tan joven, algo habitual en novelas semejantes; ni es convincente la pintura de la transformación interior del chico al final del relato, exageradamente dramatizada.