Las maras hondureñas deciden poner fin a la violencia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Las dos grandes maras o pandillas criminales que operan en Honduras, la MS-13 (Salvatrucha) y la M-18 (Barrio 18), han decidido abandonar la violencia. Para gran sorpresa del pueblo hondureño, lo anunció hace tres días el líder de la M-18, y pocas horas después comunicaron lo mismo los jefes de la otra mara, su principal enemiga. No harán más reclutamientos y, si el proceso de reinserción va bien, cesarán también las extorsiones. Los responsables de las maras han pedido perdón

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares