Escasos trabajadores cualificados: un buen cuello de botella

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 26s.

Brasil cuenta con abundantes materias primas, atrae inversiones y tiene una buena capacidad de exportación. Pero su crecimiento puede encontrar un cuello de botella por un factor escaso: los trabajadores cualificados. Muchas empresas afirman que no logran cubrir los puestos que necesitan para seguir creciendo.

Paulo Pontes, director ejecutivo de Michael Page International, empresa líder en contratación, declara al New York Times que “algunos de nuestros clientes más importantes en el sector del petróleo y del gas tienen entre 40 y 50 puestos de trabajo vacantes y no consiguen ocuparlos”. En esos sectores están echando mano de trabajadores extranjeros cualificados a falta de brasileños.

La necesidad está obligando a las empresas a invertir en formación, desde alfabetizar a los conserjes a aumentar la preparación de ingenieros y profesionales. También el gobierno comprende que para mantener el crecimiento es crucial aumentar la inversión en educación, para extenderla a nuevas capas de población y mejorar en calidad.

Hay mucho que mejorar. En las pruebas de rendimiento académico que realiza la OCDE a alumnos de 15 años -el llamado Informe Pisa-, en el último informe de 2006 los brasileños ocuparon el puesto 48 de 57 en comprensión lectora, el 52 en ciencias y el 53 en matemáticas.

Si Brasil quiere jugar en la liga de los grandes y contar con mano de obra cualificada, tendrá que elevar mucho el nivel de instrucción de la población. Según los datos recopilados en el estudio de la OCDE Education at a Glance 2008, recién publicado, el 30% de la población de Brasil de 25 a 64 años ha obtenido el título de enseñanza secundaria superior, porcentaje que sube al 38% en el tramo de edad de 25-34 años (son datos de 2004). Esto supone menos de la mitad de la media de la OCDE (78%).

Pero si se compara el grupo de edad de 25-34 años con el de 55-64, ha habido un aumento de 27 puntos en la proporción de titulados de enseñanza secundaria, un avance muy notable.

La disponibilidad de trabajadores de alta cualificación depende fundamentalmente del aumento del alumnado de la enseñanza universitaria. Hoy solo el 8% del grupo de edad de 25-34 años tiene un título de enseñanza superior -el porcentaje más bajo de los países comparados en el citado informe-, mientras que la media de la OCDE está en un 33%.

Por otra parte, el porcentaje de graduados en ingeniería y ciencias es un 13% del total, aproximadamente la mitad que el promedio de la OCDE (24%), y es ahí donde se nota más el déficit de mano de obra cualificada que la economía espera. Los demás graduados se reparten un 41% en ciencias sociales, administración de empresas y Derecho; 33% en humanidades y educación; y 13% en Ciencias de la Salud y Bienestar.

La buena marcha económica de Brasil debería permitirle aumentar el gasto en educación, que es bajo en comparación con los estándares de la OCDE. Brasil dedica a educación el 4,4% del PIB, frente a una media del 6,1% en la OCDE.

Un aspecto peculiar de Brasil es cómo se reparte el gasto. Mientras que en los países de la OCDE el gasto por alumno es mayor en la enseñanza secundaria que en primaria, en Brasil el gasto en primaria es mayor que en secundaria. Pero lo más llamativo es que el gasto está claramente sesgado hacia la enseñanza universitaria, donde el gasto por alumno es seis veces mayor que el de primaria (en la OCDE la diferencia es de un 29%).

De todos modos, el aumento del gasto en la enseñanza universitaria no ha ido al paso del crecimiento del alumnado, con lo que el nivel de gasto por alumno ha bajado en torno a un 15% en el periodo 2000-2005. Sin embargo, hay que señalar que, de todos los países comparados, Brasil tiene la más alta proporción de gasto por estudiante universitario con relación al PIB per cápita.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares