Cuba: el lento camino hacia la quiebra

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 49s.

Juan Velarde Fuertes compara en ABC (2 junio 2003) la situación económica de Cuba justo antes de la llegada de Fidel Castro al poder, con la de 1998, fecha límite para tener cifras homogéneas. En esos 40 años, Cuba ha pasado de tener un PIB por habitante de los más altos de Latinoamérica, a ponerse al nivel de Haití.

Castro gobierna Cuba desde los primeros días de 1959. A pesar de la guerra civil, muy fuerte, que entonces se desarrollaba en la isla, el año 1958 el PIB por habitante de la isla había sido, según Angus Maddison en su obra tan manejada La economía mundial. Una perspectiva milenaria (OCDE / Ediciones Mundi-Prensa, 2002), en dólares internacionales Gearry Khamis de 1990, de 3.170 dólares.

Ese año de 1958, Cuba superaba al PIB por habitante medio de los 44 países de Iberoamérica y el Caribe. Solo estaban en ese grupo por encima de la cifra cubana Venezuela, Argentina, Chile y Trinidad y Tobago. Respecto a España, ese año de 1958, el porcentaje de ese PIB por habitante era el 91%. Para tener cifras homogéneas, es preciso detenernos en 1998.

Ese año, Cuba, con 2.164 dólares internacionales Gearry Khamis de 1990, dispone ya únicamente del 68% de lo que tenía en 1958. Con esta pérdida del 32% del PIB por cada cubano, en 1998 Cuba se había situado, en el ámbito iberoamericano y del Caribe, únicamente por encima de Haití, Honduras y Nicaragua, y con el 37% de la media del PIB por habitante de la región.

Respecto a España, esa casi igualdad de 1958, se había transformado en un 15%. Con esa pobreza, y al tratar de fomentar el turismo, aparecen toda clase de lacras adicionales, como puede ser, por ejemplo, la prostitución.

Convendría añadir que intentar averiguar más datos cifrados de la economía y la sociedad cubana es prácticamente imposible. He consultado publicaciones tan solventes como el Informe sobre el desarrollo mundial 2000-2001 del Banco Mundial, o el Panorama Social de América Latina 2001-2002 que publica CEPAL; no existen en ellos la menor cifra sobre Cuba. Puede esto tener un calado bastante grande.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares