Buenos resultados macroeconómicos en América Latina

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 45s.

Según el último informe anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en 1997 la economía de Latinoamérica mostró signos favorables en casi todos los indicadores. Quizá el resultado más significativo sea el descenso de la tasa de desempleo por vez primera desde 1989, que se situó en el 7,7%. Los analistas del BID estiman que este cambio ha podido deberse en gran medida a la acusada reducción de las tasas de paro en países con gran peso en la región, como Argentina (del 18% en 1995 a menos del 14% a finales de 1997) o México (del 6,3% al 3,2%). Además, otros siete países consiguieron disminuir el número de parados, aunque de forma menos pronunciada.

La creación de empleo se ha basado en el elevado ritmo de crecimiento de la región. La estimación para 1997 es de un crecimiento real del PIB del 5,2%. También en este capítulo, Argentina y México son los países más destacados, con tasas del 7,8% y del 7,1%, respectivamente. Otros 14 países vieron crecer sus economías por encima del 4%, mientras otro grupo (Barbados, Haití, Costa Rica y Belice) alcanzaron el 3%; sólo Jamaica experimentó un descenso, del 1%.

Igualmente positivos son los datos relativos a la inflación y a la inversión extranjera. La inflación bajó al 9%, con lo que por primera vez en dos décadas presenta un índice de menos de dos dígitos. Los precios bajaron en quince países, aunque se siguen dando casos como el de Venezuela, donde la inflación alcanzó el 35%.

Por otra parte, la inversión extranjera también se comportó de manera favorable: alcanzó un máximo de 70.000 millones de dólares (20,7% del PIB real). De nuevo Argentina y México han sido los principales receptores de las inversiones.

Como aspecto negativo, el informe del Banco señala las grandes desigualdades sociales que siguen existiendo en Latinoamérica. Según los cálculos del BID, alrededor de 150 millones de personas (un tercio de la población) viven en situación de pobreza, y siguen existiendo grandes brechas salariales.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares