Aceprensa

El Observatorio

Los casados, más satisfechos con la vida familiar

  • 5.ABR.2019

El estar casada o no incide en los criterios que tiene una pareja acerca de las perspectivas de su relación. Un sondeo realizado por la Wheatley Institution en 11 países de renta media y alta, para el Institute for Family Studies (IFS), así lo afirma: allí donde el vínculo es más sólido, la pareja le ve más futuro a su unión, algo de lo que los hijos salen ganando.

En el Reino Unido, por ejemplo, preguntados por si creen que su relación durará, un 27% de los casados y un 39% de los simplemente convivientes expresaron dudas al respecto. La tendencia fue la misma para el resto de los países: México, 22%/38%; EE.UU., 17%/36%, y así hasta Argentina, donde la brecha entre ambos grupos es menor: 15%/19%.

Por otra parte, a la interrogante de si su relación es de lo más importante de la vida, los unidos en matrimonio respondieron positivamente en muchos más casos que las parejas de hecho. Los casados franceses fueron los más convencidos de esto (73%), y los argentinos, los menos (63%).

Para finalizar, ¿quiénes están más satisfechos con su vida familiar: los casados o los solo convivientes? Como en los otros casos, los primeros, con la excepción de México, donde hay empate a 64%. Pero en Colombia, los que se declaran muy satisfechos son el 75% de los casados, frente al 63% de quienes viven en unión informal. Los canadienses son, en esto, los menos conformes: solo el 62% de los casados se dicen muy satisfechos, aunque los no casados puntúan incluso peor: 48%.

Según el IFS, las cifras anteriores vienen también a confirmar que las familias encabezadas por parejas de hecho tienden a ser menos estables para los niños, en comparación con las casadas. “Los datos de nuestro World Family Map 2017 indican que los niños nacidos en el seno de familias de parejas solo convivientes en Europa y EE.UU., tienen un 90% más de probabilidades de ver a sus padres separarse, en comparación con los nacidos de progenitores casados”.

Las diferencias de estabilidad entre las parejas de hecho y las casadas –añade el Instituto–, son notables porque los hijos tienen más probabilidades de salir adelante en familias sólidas. “Esto es así porque los niños tienden a desenvolverse mejor cuando sus vidas están marcadas por rutinas y cuidadores estables”, concluye la mencionada fuente.

Secciones

Nombre de usuario

Web principal

© ACEPRENSA S.A. Prohibida la reproducción íntegra o parcial.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.