La Iglesia defiende la soberanía popular frente a Chávez

La Conferencia Episcopal de Venezuela ha hecho público el documento en el que reflexiona sobre la situación del país y muestra su preocupación ante “la pretensión de imponer un sistema político socialista-marxista y totalitario, contrario al sistema democrático instaurado en la Constitución de 1999”.

La exhortación pastoral de los obispos venezolanos, titulada “Anhelos de unión, justicia, libertad y paz para Venezuela”, ve la luz tras los últimos movimientos legislativos realizados por Hugo Chávez antes de fin de año. Los obispos lamentan que con la justificación de la emergencia provocada por las lluvias en los últimos meses, el Gobierno y la Asamblea nacional aprobaran una ley habilitante que confiere poderes especiales al Presidente para legislar durante 18 meses prácticamente sobre cualquier asunto. Chávez ha sacado adelante así con carácter de urgencia hasta veinticinco leyes, muchas de las cuales contienen disposiciones que restringen derechos y garantías de los ciudadanos -rechazadas previamente en el referéndum del 2 de diciembre de 2007- y que, según los prelados “nada tienen que ver con los problemas reales del país”.

La Conferencia Episcopal “apremia” así al Gobierno Nacional a reconsiderar la peligrosidad de la situación. “Los obispos consideramos que esta imposición es moralmente inaceptable, pues ofende la dignidad de cada persona, creada a imagen y semejanza de Dios, desconoce la soberanía popular y vulnera gravemente el bien común, la institucionalidad democrática y los derechos de los venezolanos”.

Nueva organización territorial y pensamiento único

Entre las leyes aprobadas antes de la disolución de las Cortes el 5 de enero y sobre las que los obispos llaman la atención en el documento, se encuentran en primer lugar las denominadas “leyes del Poder Popular”, que confieren atribuciones a las “comunas”, directamente vinculadas al Ejecutivo, en detrimento de la forma federal descentralizada del Estado. Se crean así, según la Conferencia Episcopal, “estructuras nuevas, con un contenido ideológico excluyente, centralizador y presidencialista, e invaden el ámbito de competencias de las gobernaciones, alcaldías y parroquias”.

Junto a estas normas, el Gobierno de Hugo Chávez ha aprobado otras relacionadas con las telecomunicaciones y la responsabilidad social de los medios que “conllevan limitaciones a los derechos fundamentales de los ciudadanos, condicionan la libertad de conciencia y pretenden afianzar el pensamiento único y la hegemonía comunicacional del Gobierno”. Por otra parte, el documento recuerda que “el Ejecutivo prosigue las expropiaciones sin cumplir los procedimientos establecidos en la Constitución, atentando así contra la propiedad, derecho inalienable y constitucional de cualquier persona”.

Bicentenario y solidaridad

El 5 de julio de este año se conmemorará el Bicentenario de la Declaración de la Independencia de Venezuela y la Iglesia no ha querido dejar pasar esta oportunidad para recordar que “aquella solemne declaración de 1811 comenzaba invocando y poniendo a Dios por testigo de la rectitud de sus propósitos, manifestando su ubicación dentro del marco espiritual de la tradición cristiana e inspirándose en ideales de libertad y de justicia, de unidad y de paz”.

Precisamente los obispos hacen una llamada a la sensatez, a la reflexión y al diálogo verdadero, tanto a los líderes del Gobierno como a los de la oposición, para poder construir de una manera pacífica el país, pero consideran fundamental la estabilidad democrática para lograrlo. “Sería un gesto positivo, en acatamiento a la voluntad popular expresada en las elecciones legislativas del pasado 26 de septiembre de 2010, que se devolvieran a la Asamblea Nacional todas sus facultades legislativas”.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares