Una mirada crítica y popular sobre la realidad cubana

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 47s.

El Jurado del último Premio Princesa de Asturias de las Letras ha distinguido la acertada labor literaria del escritor cubano Leonardo Padura (La Habana, 1955). Estudió Literatura en La Habana y comenzó dedicándose al periodismo. Es autor también de guiones audiovisuales y de documentales, además de ensayos de literatura. En 2012 le fue concedido el Premio Nacional de Literatura de Cuba.

Padura se dio a conocer sobre todo por las novelas que protagoniza Mario Conde, un ex inspector de policía que abandonó la vida de detective para dedicarse a la compra venta de libros viejos. Es un apasionado de la literatura, un tanto cínico, escéptico y crítico con la realidad cubana. Mario Conde protagoniza un buen número de novelas ambientadas en la actualidad cubana, como Pasado perfecto, Máscaras, La neblina del ayer, Pasaje de otoño, Adiós, Hemingway y, entre otras, La cola de la serpiente.

También Mario Conde es el protagonista de su última novela, Herejes, si bien las intenciones estéticas de esta novela van más allá que las del resto, que se sitúan en la órbita del género negro y la intriga policíaca. De todos modos Padura incorpora como sabrosos ingredientes la crónica y la crítica social. Para Padura, el personaje de Mario Conde “ha sido la manera que yo he tenido de interpretar y reflejar la realidad cubana”.

Es autor también de varios libros de relatos, del que destacamos Aquello estaba deseando ocurrir.

Al margen de las novelas policíacas ha publicado La novela de mi vida (2002), sobre el poeta José María Heredia, en la que también hay conexiones con la actualidad cubana. Este recurso se repite en su gran éxito hasta ahora, El hombre que amaba a los perros (2009), en la que mezclaba una investigación histórica sobre el asesinato de Trotsky por el catalán Ramón Mercader con un análisis de la realidad cubana contemporánea. Planteamientos similares, mezcla de pasado y presente más investigación policiaca, aparecen en su última novela, Herejes (2013), también muy valorada por la crítica.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares