“¿Usted abraza a su pareja?”

Página 1

Dentro de la Semana Nacional por el Matrimonio, que empezó el 7 de febrero y terminará el 14 del mismo mes, Día de San Valentín, la Conferencia Episcopal de Estados Unidos está difundiendo una web que enseña aptitudes para vivir plenamente el matrimonio. Aunque la iniciativa está promovida por los obispos, de la mayoría de los contenidos se encargan matrimonios.

“Hoy, más importante que una pastoral de los fracasos es el esfuerzo pastoral para consolidar los matrimonios y así prevenir las rupturas”. Esta frase de Amoris laetitia quizá no llene titulares, pero sirve de eficaz criterio a quienes quieren mejorar la formación y el acompañamiento pastoral a las familias. Como también decía Francisco en esta exhortación, la Iglesia no debe estar a la defensiva, sino tomar la iniciativa para “mostrar caminos de felicidad”.

En esta línea propositiva se mueve la web www.foryourmarriage.org y su versión en español, https://portumatrimonio.org, con contenidos elaborados por parejas hispanas. El plato fuerte de estas webs es la ayuda práctica. Por ejemplo, los prometidos encontrarán una guía de “conversaciones necesarias”, para garantizar que llegan ante el altar con una serie de temas hablados (si todavía no lo han hecho); diez trucos para mantener el foco en lo esencial el día de la boda; información sobre un programa para “celebrar una boda sencilla y bella, sin incurrir en gastos innecesarios” ; orientaciones para elegir las lecturas y la música de la ceremonia; o reflexiones para diseñar el presupuesto de la boda en función del estilo familiar que desean forjar.

A los recién casados no solo les hablan de la necesidad del diálogo, sino que también les enseñan habilidades para gestionar las diferencias partiendo de situaciones reales: “Creo que ve demasiada televisión”, “Cree que gasto demasiado”…; no solo les exhortan a cultivar una espiritualidad matrimonial, sino que les sugieren cuatro pasos para rezar juntos

Pegados al terreno

Hay secciones comunes a todas las etapas matrimoniales: “sexualidad y amor conyugal”, “vida familiar y crianza”, “alimenta tu matrimonio”. De nuevo, aquí los temas y los enfoques de los artículos están pegados al terreno: “¿Usted abraza a su pareja?” ofrece sencillos consejos para reactivar las expresiones de afecto en la vida cotidiana; “No esta noche, cariño” ayuda a hablar de los distintos ritmos en la relaciones conyugales; “La generación sándwich” está pensado para aquellos que cuidan a la vez a sus hijos y a sus padres mayores; “¿Cómo llevar a los niños pequeños a misa?” brinda consejos para introducir en la piedad eucarística…

Además de artículos, hay recursos de otro tipo que varían según la versión de la web: ideas de planes y citas para los esposos; un test para evaluar la calidad de la relación matrimonial; una lista de preguntas frecuentes sobre la planificación familiar natural; vídeos exhortativos que animan a compartir las responsabilidades del hogar o a vivir la solidaridad en familia; “el rincón del Papa”, que reúne los consejos de Francisco sobre el matrimonio y la vida familiar…

Una de las herramientas más valiosas es la ayuda a los matrimonios en crisis, grandes o pequeñas: desde 25 trucos para mantener el respeto al cónyuge durante una discusión, hasta una lista de sitios a los que se puede acudir en busca de ayuda. Además, en la versión en español, hay testimonios de matrimonios hispanos en EE.UU. “que han experimentado la intervención del Señor para restaurar los corazones heridos y salvar lo que parecía perdido”.

Junto a estas webs, los obispos cuentan con otra, www.marriageuniqueforareason.org, que ofrece recursos formativos en distintos formatos. De corte más doctrinal, esta página se centra en explicar el valor distintivo del matrimonio frente a otras formas de convivencia y otros temas candentes en la opinión pública.

Para saber más

¿Y si te casaste con la persona adecuada?

A la boda, que vengan muchos y que echen una mano

Nueve consejos de “Amoris Laetitia” para los que se van a casar

Francisco ofrece una visión realista e ilusionada de la familia

La Iglesia y el matrimonio: ¡Atención, frágil!

Pistas para renovar la pastoral del matrimonio


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.