Ramon Llull. El mejor libro del mundo

Página 1

Autor: Fernando Domínguez Reboiras

Arpa Editores.
Barcelona (2016).
368 págs.
21,90 € (papel) / 9,99 € (digital).

Fernando Domínguez Reboiras (Santiago de Compostela, 1943) es uno de los mayores conocedores y estudiosos de Ramon Llull, su obra y su pensamiento. Residente en Alemania desde 1963, trabaja en el Raimundus Lullus Institut de la Universidad Albert Ludwig de Friburgo, donde ha dedicado más de cuarenta años a la elaboración y edición crítica de las obras latinas de Ramon Llull. Sin duda, la aportación de este gran lulista durante la celebración del VII centenario del pensador y escritor mallorquín es significativa y una excelente noticia.

La obra que nos presenta viene a consistir en una exhaustiva y detallada biografía del beato mallorquín partiendo de diversas fuentes, sobre todo de la anónima Vita Raymundi Lulli o Vita coaetanea, relacionando los diversos episodios de la vida de Llull con sus textos escritos y su pensamiento, dos elementos, como se demuestra, indisolubles: “El hombre, el pensador y el escritor que fue Raimundo Lulio se articulan en una unidad inseparable”, anota el biógrafo.

Durante la lectura, se van descubriendo los múltiples episodios de la biografía del Doctor Iluminado, desde sus orígenes familiares, juventud, conversión, formación, madurez, vejez y muerte, sin olvidar, también cronológicamente, sus textos, doscientos ochenta –que aparecen catalogados al final de la obra–, cerca de 30.000 páginas, desde los iniciales, sobre todo el Llibre de contemplació en Déu, hasta los últimos, destacando el Liber de Deo et de mundo. Es en este donde Llull presenta todo su ideal y nuevo método de pensamiento, el Arte, con el cual considera que podría demostrar de forma racional y a partir del diálogo interreligioso los errores de los infieles. Por esta razón, durante todo su periplo vital trató de mejorar y hacer inteligible este método hasta entonces inexistente.

Domínguez Reboiras, a la vez, contextualiza la vida del escritor mallorquín, aportando mucha información geográfica, social, religiosa y política de la época, lo cual facilita al lector la comprensión de muchos de los planteamientos e ideales lulianos que influyeron en su ser y pensar de forma decisiva.

El estudioso gallego no rehúye algunos de los aspectos más discutidos de la persona de Llull: sus relaciones con franciscanos y dominicos; su ideal al entorno de la Cruzada y la misión; sus relaciones con la realeza, el papado y la jerarquía eclesiástica; sus fracasos, desilusiones y obsesiones; su voluntad de diálogo interreligioso prescindiendo de los libros sagrados, como aspiración a que la teología “fuese una ciencia para entender y no solo para creer”; incluso el autor abre la puerta a un tema, si acaso discutible, relacionado con el nombre del protagonista: Llull, Lull, Lulio, Lullus…, formas que usa indistintamente.

En síntesis, resulta un estudio perfectamente inteligible y sólido sobre la figura de Ramon Llull, un análisis en que destaca el pensador por encima del escritor, puesto que, como leemos: “Raimundo escribe en todos los géneros habidos y por haber con el único objetivo de propagar su ideario. (…) Uno de los aspectos fundamentales de la figura humana de Raimundus Lullus en la historia de la cultura es la estrecha relación entre saber y escribir”. Esta perspectiva permite comprender la modernidad de Llull en su idea de la necesidad de diálogo interreligioso, al fin y al cabo: “El mejor libro del mundo es un libro abierto a todas las creencias y opiniones, y en el que todo el saber humano se explica con tal claridad que todos los hombres en paz y concordia se pueden encontrar unidos en una única religión”. Y, además, como reinvindica Domínguez Reboiras a lo largo de la obra: “En Ramon Llull su espíritu peregrino viene determinado por sentirse ciudadano del mundo”.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.