Quitting

Zuotian

Página 1

Director: Zhang Yang

Director: Zhang Yang. Guión: Zhang Yang y Huo Xin. Intérpretes: Jia Hongsheng, Jia Fengsen, Chai Xiuling, Wang Tong, Shung Xing, Zhang Yang. 118 min. Jóvenes-adultos.

Quitting es una interesante película sobre personas reales interpretadas por ellas mismas. Personas que han tenido la valentía de revivir un periodo muy doloroso de su vida y recrearlo ante las cámaras. Esta película china dirigida por Zhang Yang -famoso por la multipremiada La ducha- cuenta la historia verídica de Jia Honghseng, uno de los actores más importantes de China de hace una década, conocido como "El ídolo matón". Una vez alcanzado el éxito, se enganchó a la droga y al alcohol, abandonó su trabajo y a sus amigos, y sólo logró salir adelante gracias a la incondicional ayuda de sus padres, que coprotagonizan el film con él.

Quitting es película de personajes, muy elemental pero introspectiva a la vez, en esa combinación oriental tan fascinante. Lo más significativo de ella es su tratamiento de la familia como lugar de sanación en el amor: la entrega sacrificada y generosa de unos padres, que a pesar de ser rechazados por su desquiciado hijo, saben llevar su amor hasta el final. También en el film existe una cierta crítica a la cultura del éxito: "He hecho tantas películas que me he quedado vacío", declara el protagonista. La reconstrucción de su persona pasará por aceptar con sencillez su propia realidad y abrirse a la necesidad de ser ayudado. "Mi película ha señalado Zhang Yang es ante todo un relato sobre la esperanza, sobre esa única tabla de salvación que representa el amor: el de tu familia, tus padres y, sobre todo, el amor que tienes por ti mismo. Sin esa voluntad por salir, por aceptar que tienes un problema, no existe posibilidad de escapar del abismo".

El film no carece de esperanza religiosa, expresada en la hermosa letra poética de la canción Let It Be, de los Beatles, que Jia recita bajo un puente y que luego repite en varias ocasiones. En esa canción se habla de la luz que siempre vence a la tiniebla y te tiende una mano. Quitting es, en definitiva, un canto atrevido a favor del hombre, con una original puesta en escena, en parte teatral, en parte documental, y en parte de ficción.

Juan Orellana

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.