Otros estrenos (12 abril 2019)

Página 1

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 12 de abril.

El parque mágico
Wonder Park

Director: Dylan Brown. Guion: Josh Appelbaum, André Nemec. Intérpretes (voces en español): Laura Pastor, Silvia Abril, Andreu Buenafuente, Javier Bañas, Daniel García. 85 min. Todos.

June es una niña con gran imaginación. Gracias a ella crea un enorme parque de atracciones, con la ayuda su madre, que susurra todas las ideas de June al oído de Peanut, el oso de peluche que dirige el parque. Pero todo se complica cuando la madre tiene que ser ingresada en un hospital por una enfermedad grave y June, profundamente triste, deshace toda la maqueta del parque que habían construido y la mete y cierra en una caja. Lo que no podía imaginar June es que su parque es más real de lo que ella cree y ahora está siendo invadido por los chimpazombies. Solo ella puede hacer que todo vuelva a la normalidad.

El parque mágico es una película dirigida sobre todo al público infantil. Los mayores la disfrutarán porque tiene toques muy simpáticos –ayuda mucho el gran trabajo de doblaje de Andreu Buenafuente–, y los pequeños, porque es una historia que engancha, cargada de buenas intenciones y optimista. Tiene una alta calidad técnica, pero, excepto su protagonista, el guion peca de personajes planos y algo típicos. Por lo demás, es una película para pasar un buen rato. Jaume Figa i Vaello.

 

El día que vendrá
The Aftermath

Director: James Kent. Guion: Joe Shrapnel, Anna Waterhouse (novela: Rhidian Brook). Intérpretes: Keira Knightley, Alexander Skarsgård, Jason Clarke, Kate Phillips, Claudia Vaseková, Fionn O’Shea. 108 min. Adultos. (X)

En 1946, Rachel Morgan llega a las ruinas de Hamburgo para reunirse con su marido, Lewis, un coronel británico. Se mudan a una casa requisada por el ejército inglés y Lewis decide no echar de la mansión a los antiguos propietarios, un viudo alemán y su hija.

El día que vendrá trata de llevar al melodrama una novela basada en una historia real. Un reparto atractivo, la cuidada fotografía y las bellas localizaciones no logran envolver con éxito una historia que hace agua por todas partes. Aunque el enfoque es interesante y también los conflictos que subyacen, la película se olvida de ellos y los complementa con subtramas débiles, apostando todas las cartas a un ridículo romance pasado de vueltas. La inocente confianza en una aparente propuesta clásica no salva un argumento pobre que juega a decepcionar al espectador más sentimental, al que deja las migajas como excusa para darle de qué hablar. Begoña Arribas.

 


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.