Monster’s Ball

Página 1

Director: Marc Forster

Guion: Milo Addica y Will Rokos.
Intérpretes:
Billy Bob Thornton, Halle Berry, Peter Boyle, Heath Ledger, Sean Combs.
111 min.
Adultos, con reparos.

Esta inquietante y excesiva película del suizo Marc Forster cuenta la historia del fanático agente de prisiones Hank Grotowski. Su padre, racista y fascistoide, ejerció la misma profesión en el corredor de la muerte. Todo va bien hasta que Sonny, el hijo del uno y nieto del otro, también guarda en una cárcel, es incapaz de soportar la ejecución de Lawrence Musgrove, un negro que deja mujer e hijo. La tragedia y el odio entran en la familia Grotowski, deshecha de raíz por sus principios morales.

La película está muy bien interpretada por Billy Bob Thornton y por Halle Berry, que ha ganado el Oso de Oro y el Oscar a la mejor actriz. Ella da vida a Leticia, la mujer del ejecutado que, sin saberlo, comienza una tierna relación con el verdugo de su esposo, Hank Grotowski. Lo que falla en la película es el tono dramático y visual, muy excesivo, melodramático hasta el morbo y muy complaciente con el sexo y la violencia. Lo que podría ser una buena historia se resiente de una estudiada acritud y de un abuso de las situaciones límites.

Ciertamente, la película quiere hablar del poder redentor del amor, del sentido de la familia y de lo irracional del racismo. Pero los caminos que escoge son tortuosos, demasiado radicales, y naufragan en el mar de los instintos y las conductas primarias. Esto hace de Monster’s Ball un film parcial y a veces desagradable.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.