Lucky Break

Página 1

Director: Peter Cattaneo

Director: Peter Cattaneo. Guión: Ronan Bennett. Intérpretes: James Nesbitt, Olivia Williams, Christopher Plummer, Timothy Spall, Bill Nighy. 107 minutos. Jóvenes.

El británico Peter Cattaneo dirige esta simpática comedia coral, con puntos comunes con Full Monty, su anterior obra, y argumentalmente idéntica a Breaking Out, del sueco Daniel Lind Lagerlöff. Un grupo de presos de la cárcel de Long Rudford prepara un espectáculo musical dirigido por el propio director de la prisión. Pero el afán que les mueve, lejos de ser artístico, es el de preparar una fuga el día del estreno. La cosa se complica cuando el cerebro del plan se enamora perdidamente de una funcionaria de prisiones que trabaja con ellos en el musical.

Al igual que Full Monty, este film combina esmeradamente la trama coral, la fuga, con los dramas personales de los presos que, en sí, tienen bastante poco de cómico. Esa armonía, que funcionó magistralmente en su anterior trabajo, aquí es también eficaz, aunque con resultados menos hilarantes. Quizá porque la trama romántica ocupa aquí un mayor espacio, probablemente el mejor. Al oficio de Cattaneo se añade la inmediatez y solvencia de los actores, con unos magníficos protagonistas, James Nesbitt y Olivia Williams, y unos increíbles secundarios, entre los que destacan el ya entrañable gordito Timothy Spall y la legendaria presencia de Christopher Plummer.

Esta divertida comedia es un canto a la verdadera libertad, que no consiste en estar siempre huyendo, sino en pertenecer a alguien desde el amor. Cattaneo aprovecha para hacer una demoledora crítica de cierto estado de cosas carcelario, pero a la vez alaba los esfuerzos de quien realmente cree en la rehabilitación. La solidaridad, el perdón y la posibilidad de cambio son otras tantas ideas que atraviesan un film que es al mismo tiempo que divertido, recomendable.

Juan Orellana

Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.