El Observatorio

Los vídeos virales relevan a los anuncios electorales en la campaña norteamericana

Página 1

Los anuncios electorales de 30 segundos en los que aparecían candidatos impolutos y exitosos han perdido terreno de cara a las elecciones de mitad de mandato en EE.UU. La idea ahora es otra: vídeos más extensos y bastante más económicos, en los que se relatan los dramas personales de los aspirantes y en los que el desaliño, los elementos de humor y las tragedias superadas también sirven para recolectar fondos.

El New York Times describe algunos de estos documentales: “Una (candidata) habla del violento temperamento de su padre y de cómo una vez lo vio empujar a su madre a través de una puerta de cristal. Otro recuerda haber visto a sus hermanos pasarlo mal buscando trabajo, a causa de sus antecedentes penales. Un tercero habla del sufrimiento que le causó haber sido objeto de abusos durante una década cuando era niño”.

Según el diario, la oleada de aspirantes femeninas, de minorías o de grupos ajenos al sistema que está desafiando a los políticos demócratas en ejercicio, también está barriendo con las normas de la publicidad electoral, que estipulan que las personas que se ocupan de lo público deben mostrarse optimistas, incontrovertidos y convencionales.

Ahora, con los avances tecnológicos, los anuncios estilo documental posibilitan que se divulgue la historia del aspirante de un modo más en sintonía con la gente; que sea fácilmente compartible, y que también sume donantes.

Por ejemplo, Jahana Hayes, una maestra de Connecticut que ganó las primarias para el Congreso y que en 2016 recibió de Barack Obama el premio Educadora del Año, produjo un video por un costo de 20.000 dólares. En él contaba las difíciles circunstancias en que vivió sus primeros años, cuando su abuela tuvo que cuidar de ella porque su madre estaba atrapada por las adicciones. El relato le trajo de vuelta 300.000 dólares en donaciones.

El tema de la superación personal es atractivo. “Los estrategas –señala el Times– dicen que el mensaje del empoderamiento es especialmente potente a día de hoy, porque muchos votantes de izquierda están ansiosos por ver a más mujeres, a minorías, a jóvenes y outsiders en puestos gubernamentales”.

Y no solo los demócratas les han puesto el ojo a los vídeos virales. Entre los republicanos que ya hacen uso de esta modalidad figura Ron DeSantis, para quien la firma Something Else ha elaborado un vídeo en el que se le muestra en casa con su bebé y apelando constantemente a referentes trumpistas. Si el niño juega con bloques, es porque está construyendo “el muro”, y si está aprendiendo a leer, es con un cartel publicitario que reza “Trump: Make America great again!”.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.