Los secretos de San Gervasio

Página 1

Autor: Carlos Pujol

Menoscuarto Ediciones.
Palencia (2019).
272 págs.
19,90 €.

Comprar

Esta novela de Carlos Pujol (1936-2012) deja patentes su buen conocimiento de la literatura anglosajona y su ironía, que podríamos describir como humor inglés. El autor barcelonés realiza un juego múltiple y el resultado es una novela inteligente y amena.

La primera sorpresa es que se adueña de un conocido personaje literario: Sherlock Holmes. Su ayudante, el Dr. Watson, narra en primera persona una investigación que lleva al célebre detective a San Gervasio, un pueblo cercano a Barcelona, durante un calurosísimo verano. Hasta aquí, se podría pensar que se trata de un intento de prolongar la obra de Conan Doyle con un nuevo caso para su ilustre detective.

Sin embargo, la trama policial, con la que se mantiene el interés del lector, es secundaria. Carlos Pujol nos presenta un Sherlock Holmes más humano. Su lucidez, su arrogancia son las de siempre, pero se enfrenta también a la duda, a lo irracional, y se ahonda en su pasado. Watson es el testigo perplejo de esta situación y junto a él, una serie de personajes muy peculiares: el escritor de novelas policíacas, un poeta cargado de hijos, una viuda medio loca, dos solteronas, un detective...

Otro aspecto del juego de Carlos Pujol es la relación entre ficción y realidad. Aquí se invierten los papeles, pues Conan Doyle aparece como un personaje más, sobre el que sus criaturas ironizan. Algo parecido ocurre con otros personajes históricos de principios de siglo.

Carlos Pujol escribe con soltura, e imita con habilidad los diálogos entre el detective y su ayudante, de modo que en todo momento parezca que nos encontramos con los dos personajes de Doyle, para luego ofrecer su peculiar punto de vista, lleno de ironía. Resultan también acertadas las descripciones de Barcelona y sus alrededores, donde se desarrolla la trama, y de los contrastes entre la cultura británica y la mediterránea.

Esta nueva edición en Menoscuarto incluye un prólogo de Andrés Trapiello y un epílogo de Carlos Pujol en el que, con mucha lucidez, traza las líneas maestras de la evolución del género policiaco.


(Versión actualizada de la reseña publicada el 21-09-1994 sobre la edición de Pamiela, 1994.)


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.