La belleza de la fe

Romano Guardini, en su plenitud

Página 1

Autor: Alfonso López Quintás

Desclée De Brouwer.
Bilbao (2018).
224 págs.
16 €.

Comprar

Hay muchos aspectos en la obra de Romano Guardini que lo convierten en un pensador especialmente adecuado para nuestro contexto cultural. López Quintás, que le trató asiduamente y conoce con profundidad su obra, condensa en este breve libro las principales aportaciones filosóficas de quien, además de maestro y amigo, fue un referente espiritual para él. Porque, en efecto, si algo revelan estas páginas, es el compromiso de Guardini con la verdad y la fe cristiana, así como su intensa vida interior.

Aunque fue poco sistemático –Guardini exploró y halló su propio método, alejado del propiamente académico, pero más personal y fructífero–, su obra se desarrolla en torno a algunas ideas maestras: el contraste, la trascendencia y la reflexión sobre el cristianismo. Como queda claro en la exposición de López Quintás, la noción de contraste evita tanto la polarización como el relativismo, posibilitando el encuentro del hombre con la compleja riqueza de lo real.

Guardini quiso evitar la unilateralidad ideológica a toda costa y, por ello, no se cansó de decir que la realidad es polifónica. Llamaba así la atención sobre la parcialidad y el reduccionismo en que incurre toda concepción que se pretenda omniabarcadora. En este sentido, destacó por su espíritu integrador. En lugar de resaltar las paradojas –por ejemplo libertad frente a obediencia, poder frente a servicio–, quiso repensarlas con el fin de superarlas. Tal vez sea su originalidad para reformular con precisión esos contrastes lo que convierte a este pensador, del que conmemoramos el 50 aniversario de su muerte, en un clásico, ya que cualquier lector, incluso quien no comparte sus puntos de vista, se encuentra cómodo con su prosa limpia y acogido en su reflexión.

Por otro lado, López Quintás explica la importancia que posee la dimensión sobrenatural en el magisterio de Guardini. Insistiendo en la condición dialógica y relacional del hombre, demuestra que Dios constituye el punto de referencia ineludible desde un punto de vista antropológico. La existencia humana se ha de comprender, pues, como derivada del amor gratuito y libre de Dios.

Pero La belleza de la fe señala otras contribuciones interesantes de este sacerdote y teólogo: sus enseñanzas sobre la esencia del cristianismo, su constante advertencia sobre la personalidad histórica de Jesús o su precisa crítica a la mentalidad tecnocrática, entre otras. A todo ello se podría añadir su concepción de la oración, que entendía como espacio de la presencia de Dios, y la importancia que concedía a las devociones populares. En cualquier caso, López Quintás presenta lo que a su juicio constituye “la quintaesencia” de la filosofía de Guardini y logra lo que se propone: mostrar la vigencia de su pensamiento.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.