El Observatorio

El divorcio pierde terreno en EE.UU.

Página 1

La tasa de divorcios en EE.UU. descendió en 2015 al nivel más bajo en más de 40 años: 16,9 por mil mujeres casadas, según estadísticas publicadas por el National Center for Marriage and Research.

Para encontrar un índice aún más bajo hay que remontarse a 1970, cuando el número fue de 14,9. El más alto, en cambio, se registró a principios de los años 80, con 22,8 divorcios por mil casadas, por lo cual la cifra de 2015 supone un descenso del 25%.

La investigación del centro estadounidense muestra que los datos de 2015 se insertan en una tendencia a la baja, verificable desde 2014, cuando la tasa era de 17,4. En números absolutos, fueron 1,1 millones las mujeres que se divorciaron en 2015.

Existen, sin embargo, algunas diferencias en la distribución geográfica. Si Washington DC mostraba la tasa más alta a nivel nacional, con 29,9 (le siguen Wyoming y Nevada, con 27,9 y 25,7, respectivamente), los estados de Wisconsin y Hawai mantienen los índices más bajos del país: 12,4 y 11,1.

También como positivos –aunque muchísimo más sobrios– pueden calificarse los datos de matrimonios celebrados: 31,9 por mil mujeres en 2014, y 32,2 en 2015, como parte de una muy ligera tendencia al alza desde 2010. Lejos está, pues, tasa de 76,5 registrada en 1970.

Por estados, igualmente se aprecian notables desequlibrios en este aspecto. Utah marcha a la cabeza, con 61,3, seguido de Alaska, con 58,4. La otra cara de la moneda son los estados de New Jersey (24,4), Connecticut (24,1) y Rhode Island (21,4).


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.