EE.UU.: mayoría pro vida en el nuevo Congreso

La política sobre el aborto no es prioritaria, pero ahora se pretende introducir restricciones

Página 1

Tras su victoria en las elecciones, el partido republicano quiere llevar a cabo el llamado "Contrato con América", un programa político de diez puntos donde se propone, entre otras cosas, reducir el gasto público, recortar impuestos, castigar más severamente a los criminales y limitar los mandatos de los congresistas. Algunos analistas también han señalado que, con la nueva Cámara de Representantes, la política sobre el aborto tampoco podrá seguir la línea impulsada hasta ahora por Clinton.

La primera señal del cambio en este aspecto vino del propio presidente. A pesar de la recomendación de una comisión de expertos para que el gobierno federal financiase la investigación con embriones humanos creados al efecto (ver servicio 139/94), Clinton ha prohibido destinar fondos federales a tales experimentos.

El National Right to Life Committee y el Family Research Council quieren ir más allá, y que esa prohibición se convierta en ley. Además han propuesto otras medidas contra el aborto con el apoyo de diputados republicanos: retirar las subvenciones públicas a la investigación científica que use tejidos de fetos abortados y a las organizaciones internacionales de planificación familiar que promuevan la legalización o difusión del aborto; aumentar las restricciones a la financiación pública del aborto a través del programa de asistencia Medicaid, y frenar la aprobación de la píldora abortiva RU-486.

Los análisis políticos señalan que en la nueva Cámara de Representantes hay unos 218 diputados contrarios al aborto, unos 146 partidarios, y otros 71 que no tienen una postura definida. Pero, de hecho, los líderes republicanos de la Cámara de Representantes no dan prioridad a la cuestión del aborto y las propuestas del National Right to Life Committee tardarán meses en ser consideradas.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.