Crash Bandicoot N. Sane Trilogy

Página 1

Género: Plataformas.
Plataformas: PS4 (más adelante en Xbox One).
Desarrolladora: Vicarious Visions.
Distribuidora: Activision.
Idioma: Castellano.
PEGI: 3.
Precio: 39,99 €.
Web oficial

La que estuvo llamada a ser la mascota de PlayStation salta a la palestra una vez más debido a la explotación de la nostalgia, tan habitual en esta generación. Las cifras de ventas, apabullantes durante el verano, avalan el apoyo popular a un producto cuidado aunque no exento de pegas.

Esta “trilogía loca” (en alusión al majareta protagonista) ofrece los tres primeros juegos del marsupial, de éxito en los años 90, recreados con mucha fidelidad para la actual tecnología. Al no disponer de los materiales originales, las simulaciones físicas de Crash difieren de las originales e incluso entorpecen el avance por falta de precisión. No obstante, este obstáculo, preocupante para los seguidores de la franquicia, es salvable con dosis de paciencia.

Como herederas del diseño de antaño, estas remasterizaciones requieren una elevada destreza, aunque hacen concesiones como puntos de guardado o una dificultad adaptativa. Bajo un esquema para un solo jugador, los niveles, de avance lateral o hacia el horizonte, y generalmente seleccionables en el orden deseado, requieren superar obstáculos, derrotar a enemigos (generalmente saltando sobre ellos como en la saga Super Mario) y recoger diversos objetos hasta llegar a la meta, en ocasiones a contrarreloj. Cada cierto número de niveles hay que enfrentarse a un jefe buscando sus puntos débiles. También hay secciones en las que manejar un vehículo, animal o arma (caricaturizada) aporta variedad. Si sumamos a esto horas de juego por cada título, diversos caminos a escoger y finales según la cantidad de objetos recogidos, el resultado es un título divertido y duradero.

La básica trama no necesita más para funcionar: en cada entrega, el doctor Neo Córtex, responsable de la chaladura de Crash, trata de conquistar el mundo y el marsupial se las ingenia para evitarlo junto a familiares y amigos. Hay sorpresas a lo largo del arco argumental continuista de la trilogía, pero prima el tono caricaturesco de dibujo animado que hace queridos a los personajes.

Como novedades, se cuenta con un esquema de control sencillo y uniforme para los tres juegos, nuevas animaciones para los personajes, ayudas visuales, niveles de bonificación más benevolentes, una cámara ligeramente más competente, tablones de puntuaciones para comparar con la comunidad, y la posibilidad de jugar en ciertos niveles con Coco Bandicoot, hermana de Crash, a través de un ocurrente apaño.

Destaca por encima de todo la rica actualización audiovisual aplicada, que añade nuevos elementos, reinterpreta la ambientación de varios niveles y mejora los materiales según los estándares actuales, especialmente en cuanto a modelados, texturas e iluminación. Una labor encomiable con tan solo dos carencias técnicas: no moverse a 60 fotogramas y tener unos tiempos de carga poco razonables. Tampoco hubiera estado de más algún contenido adicional sobre el impacto de la saga o la creación de estas remasterizaciones.

En conjunto es un gran recopilatorio de remasterizaciones que gustará a toda la familia, especialmente a los fanáticos de las plataformas y a aquellos que disfrutaron de los originales. En caso de que se desconociera al personaje, es la oportunidad ideal para hacerlo. Su uso potencia la coordinación, los reflejos y la perseverancia, ya que su dificultad puede resistirse a los menos experimentados.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.