Call of Cthulhu

Página 1

Género: RPG/terror.
Plataformas: PS4, Xbox One, PC.
Versión analizada: PS4.
Desarrolladora: Cyanide Studio.
Distribuidora: Koch Media.
Idioma: textos en castellano, voces en inglés.
PEGI: 18 (violencia, lenguaje soez, miedo).
Precio: 49,95 € consolas, 44,99 PC.
Web oficial

Comprar

Las adaptaciones siempre son polémicas, en muchos casos por eliminar partes importantes de una historia y cambiar otras de formas cuestionables. En este caso nos encontramos con una que cuenta con la licencia oficial de los herederos de Lovecraft y, además, recoge el título de una de sus obras: The Call of Cthulhu.

La historia nos lleva a investigar la trágica muerte de una mujer, su marido y su hijo en circunstancias muy extrañas que debemos aclarar. Para ello nos iremos al lugar ficticio Darkwater, una isla en la que nada es lo que parece. Nuestro protagonista, el detective privado Edward Price, es un veterano de la Gran Guerra cuya mente es extremadamente frágil por los sucesos que ha vivido, lo que hace que lo que veamos sea siempre cuestionable.

Nos encontramos con un juego que mezcla acción, rol, sigilo, puzles fáciles y exploración. Muchos elementos que, ciertamente, no están bien compensados, aunque todos aporten un poco a la variada jugabilidad. Por fortuna, el rol se ha hecho tan fácil que dominarlo es cuestión de minutos. También está bien pensado que en cada conversación podamos elegir entre varias opciones que dan lugar a distintas respuestas.

El problema no radica en la historia, que es muy interesante y ofrece giros de guion trabajados, sino en un apartado técnico muy por detrás de lo que ya puede dar de sí la actual generación. Las texturas, animaciones y hasta el doblaje al inglés son muy mejorables. La ambientación, eso sí, es estupenda y logra transmitir la tristeza, el agobio y lo extraño que reina en Darkwater.

En general es un juego pensado para los fans de las aventuras conversacionales y la investigación, ya que los otros géneros tienen muy poca presencia. Eso sí, su alto nivel de terror y asuntos relacionados con las artes ocultas sacados directamente de la obra original lo aleja del público más joven, haciéndolo solo apto para mayores de edad.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.