El Observatorio

Alemania intenta estimular la natalidad

Página 1

La buena salud económica de Alemania tiene un talón de Aquiles: su demografía. El censo de 2011 reveló que la población era de 80,2 millones de habitantes, 1,5 millones menos de lo que se estimaba. La tasa de hijos por mujer está desde los años 90 en torno a 1,4, muy lejos del 2,1 necesario para renovar las generaciones.

A pesar de gastar 265.000 millones de euros al año en subsidios familiares, no ha habido una respuesta en la tasa de natalidad. Esto se debe en parte a que la solución depende de valores, costumbres y actitudes en la conciliación de familia y trabajo que requerirían cambios profundos.

Las madres que intentan trabajar encuentran obstáculos que las desaniman. Uno es la escasez de guarderías. Aunque recientemente se aprobó una ley que garantiza guardería para todo niño de más de un año –en vez de los tres años de antes–, los demógrafos dicen que no hay suficientes guarderías accesibles. Además, muchas escuelas solo están abiertas hasta mediodía y hay pocos programas extraescolares.

Desde el punto de vista social, no están bien vistas las madres que trabajan fuera de casa en vez de estar con los niños. Muchas solo encuentran trabajos a tiempo parcial, mal pagados. Cerca de una cuarta parte de las alemanas que trabajan se encuentran en esta situación.

Los demógrafos dicen que la mejor inversión sería apoyar la conciliación de trabajo y familia, expandiendo las estructuras para el cuidado de los niños. Pero cambiar la tradicional política de subsidios dirigida a los hogares tradicionales sería un riesgo político.

Un modo de responder a la escasez de trabajadores es posponer la edad de jubilación. El gobierno está aumentando progresivamente la edad de jubilación de los 65 a los 67 años. Y en la franja de edad de 55 a 64 años, la proporción de los que trabajan ha subido hasta el 61,5% en 2012, mientras que en 2002 era solo el 38,9%.

Ver artículo original.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.