Ventajas en la carrera para los profesores que permanezcan cinco años en colegios difíciles

El Ministerio de Educación francés quiere evitar la excesiva rotación del profesorado en los centros conflictivos

Página 1

Con el fin de luchar contra la excesiva rotación del profesorado en los centros públicos de reputación conflictiva, el Ministerio de Educación francés ha ofrecido un trato a los jóvenes docentes: acelerar su carrera profesional a cambio de cinco años de permanencia en uno de esos puestos difíciles. La respuesta ha sido buena: 1.645 voluntarios para 700 plazas.

Los puestos ofrecidos están en 101 colegios de zonas difíciles de la periferia parisina. Todos ellos se caracterizan por la inestabilidad del cuerpo docente: la antigüedad media de los profesores es inferior a tres años y hay una alta proporción de interinos. En algunos la rotación del profesorado alcanza el 50% cada año. En estas condiciones, es difícil transmitir la "cultura" del centro y asegurar la continuidad de los proyectos educativos.

También suelen tener más problemas de indisciplina, pues los alumnos prueban hasta dónde pueden llegar con el profesor nuevo. Por eso, dentro de los planes de lucha contra la violencia en la escuela, se ha visto ya hace tiempo que una de las claves es la estabilidad del profesorado. Igualmente, el avance escolar de los alumnos se facilita cuando siguen más tiempo con los mismos profesores, que los conocen mejor. "Para aprender, los alumnos necesitan seguridad. Por mucho que se diga -declara el director de un colegio a Le Monde (17-V-2001)-, entre el profesor y los alumnos termina por establecerse una relación de confianza. Y su partida se vive como un abandono afectivo".

Los profesores candidatos a permanecer cinco años son voluntarios. Para atraerlos, el Ministerio les ofrece una prima de puntos que les permitirá acelerar su carrera profesional. Al cabo de cuatro años, los profesores recibirán 450 puntos suplementarios para solicitar un traslado dentro del propio distrito, y 600 puntos al cabo de cinco años, válidos para trasladarse a otro distrito. Esta prima supone una ventaja sustancial para avanzar en la carrera docente.

Otra peculiaridad es que un grupo de profesores puede proponer en bloque su candidatura para un centro. Esto permite plantear un trabajo en equipo y, como declara uno de ellos, "apoyarse en los momentos difíciles". Otro profesor, con mayor antigüedad en el centro, asesorará a los recién incorporados. Y, en vez de 20 horas de clase, tendrán 18, y dedicarán otras 2 a recibir una formación sobre los aspectos prácticos del oficio de enseñar.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.