Suiza devuelve fondos robados por ex dictador nigeriano

Los 290 millones de dólares se destinarán a proyectos de sanidad, educación e infraestructuras

Página 1

Para los gobernantes corruptos, las cuentas en Suiza ya no son lo que eran. Suiza ha devuelto a Nigeria la respetable suma de 290 millones de dólares, de los que se había apropiado el ex presidente Sani Abacha, que dirigió dictatorialmente el país desde 1993 hasta su muerte en 1998. Otros 170 millones serán devueltos próximamente.

La reclamación del gobierno nigeriano comenzó en noviembre de 1999, presentando en Ginebra una querella penal contra los herederos y colaboradores próximos del ex presidente Abacha. La investigación, aún en curso, ha permitido descubrir que más de 2.000 millones de dólares habían sido sustraídos directamente del Banco Central de Nigeria o descontados de contratos internacionales.

También hay acciones judiciales en marcha contra el clan Abacha en Francia, donde se trata de recuperar 90 millones de dólares. Dan Etete, el antiguo ministro del petróleo del gobierno Abacha, ha sido incriminado por la justicia francesa por intento de blanqueo de dinero, tras adquirir inmuebles en París. Los fondos provendrían de Suiza, vía Gibraltar. En bancos de Luxemburgo habría 630 millones de dólares dudosos del mismo origen, y 250 millones en Liechtenstein.

El procedimiento para devolver el dinero robado ha sido un acuerdo entre las autoridades de Suiza y Nigeria sobre la utilización de los fondos. El acuerdo da poder al Banco Mundial para controlar que los fondos se emplean en proyectos de desarrollo en los sectores de sanidad, educación e infraestructuras de transporte.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.