Ser madre en España

Página 1

La dificultad para conciliar familia y trabajo lleva a muchas mujeres a optar por la jornada parcial.

Pareja y maternidad. La OCDE reconoce que cada vez más, mujeres y hombres desean tener un empleo antes de tener hijos. De hecho, según el INE, la edad media en España es de 35 años para los hombres y 32,9 años para las mujeres. Según los datos del Movimiento Natural de Población, se casan menos –un 21% menos que en 2005– y tienen menos hijos –España tiene una de las tasas más bajas de fecundidad de la OCDE–. También está disminuyendo el número tanto de hijos por mujer (1,3 de media) como de familias numerosas, aumentando en proporción el número de mujeres que no tienen hijos.

Conciliación. La decisión de ser madre está condicionada por las exigencias de la “doble jornada” (laboral y familiar). Las mujeres trabajan 50 minutos más que los hombres, entre tareas remuneradas y no remuneradas. Sí que es cierto que se observa un cambio sustancial en el rol del padre y un aumento de atención de los padres a los hijos tanto en tareas rutinarias como en educativas y lúdicas. Un artículo de la Revista Española de Investigaciones Sociológicas (REIS) analiza este cambio de la paternidad “tradicional”. Otro artículo de la REIS muestra una tendencia interesante: la brecha hombre-mujer en el tiempo dedicado a las labores del hogar está disminuyendo, si bien no tanto porque los hombres les dediquen más tiempo, cuanto porque “las mujeres hacen menos”. En ambientes más equitativos y con horarios tendentes a la conciliación, como el trabajo en la Administración pública, hay más mujeres trabajando: son el 55% del colectivo, exactamente.

El 70% de los trabajadores a tiempo parcial en España son mujeres

Trabajo. Un 82% de mujeres trabaja en el sector servicios. En 2017, el 60% de trabajadoras se distribuyó entre el comercio, la hostelería, la educación, las actividades sanitarias y empleo doméstico remunerado. Una de cada cuatro asalariadas tiene un contrato a tiempo parcial. El 80% de las mujeres de entre 30 y 49 años tiene una jornada parcial. La causa principal es la falta de posibilidades de jornada completa. La segunda, el cuidado de hijos y familiares. En 2017, las mujeres eran el 70% de trabajadores a tiempo parcial en España.

Educación. La mitad de las mujeres españolas tienen estudios superiores. Dedican más tiempo a su formación y, de hecho, entre los jóvenes menores de 24 años, el sector femenino tiene una menor tasa de desempleo. Es el único tramo de edad en el que esto pasa. La mitad de las mujeres que no trabajan están estudiando.

Labores del hogar. Según los últimos datos del SEPE, el 58,1% de las personas inactivas eran mujeres. La causa mayoritaria alegada era la dedicación a las labores domésticas. La población inactiva, laboralmente hablando, dedicada a las tareas del hogar es “casi exclusivamente femenina”: un 90,3% de las personas en dicha situación. 


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.