Selección de literatura (Navidad 2010)

Página 1

IRONÍA Y HUMOR


Patrick Dennis, La tía Mame. El joven Patrick se queda huérfano a los diez años y se hace cargo de él su tía Mame, la excéntrica hermana de su padre. Acostumbrado a una disciplina fría, el joven Patrick se encuentra con una efervescente mujer que lleva una agitada vida social, con unas amistades de lo más originales y con una alocada afición por “lo experimental, lo apasionante, lo moderno y lo nuevo”. Patrick recuerda su relación con su tía, resaltando las anécdotas más esperpénticas e histriónicas. (Acantilado. 352 págs. 19,50 €.).

Stella Gibbons, La hija de Robert Poste. Publicada en 1932, se trata de una de las novelas más divertidas, amenas y legibles que se pueden catar en el panorama del siglo XX. La heroína, Flora Poste, huérfana, joven, inteligente y bella, es acogida en casa de unos parientes bruscos y sórdidos. Ella se propondrá reformar la vida de sus parientes y convertir la granja en un sitio delicioso. (Impedimenta. 360 págs. 23 €.).

 

EN LA GUERRA


Richard Bausch, Paz. Final de la Segunda Guerra Mundial en Italia. Los alemanes retroceden, los Aliados avanzan. Una patrulla de reconocimiento del ejército norteamericano se adentra en zona montañosa en la que hay francotiradores nazis. La tensión del grupo está magníficamente descrita. El drama de la guerra expresado en un relato muy intenso, que va más allá de lo que sería una historia bélica. (Los Libros del Lince. 196 págs. 17 €.).

S. Thomas Russell, Una batalla ganada. Segunda aventura marina del capitán Hayden, al mando de una fragata de la Armada inglesa. En el invierno de 1793, en guerra con los franceses, debe conducir un convoy a Tolón y allí recibirá una nueva misión de ayudar en Córcega, que lucha por su independencia. La descripción de hechos marinos es minuciosa y convincente pero sin abrumar. El canadiense está atento también a los datos históricos reales, y acierta por completo al retratar una época y un modo de ver la vida. (Salamandra. 472 págs. 23 €.).

C. Virgil Georghiu, La hora veinticinco. En el momento de su aparición, durante los tiempos más intensos de la Guerra Fría, esta novela causó una profunda impresión en Europa occidental. Estamos en 1940. El protagonista es Johann Moritz, un campesino rumano que se ve acusado de ser judío, sin serlo. El gobierno filofascista lo manda a un campo de trabajo. Poderosa novela de tesis que alerta de forma visionaria contra la disolución de un modo de vida humanista y religioso en el siglo de la modernidad. (El Buey Mudo. 432 págs. 19,5 €.).

Evelyn Waugh, Oficiales y caballeros. En esta segunda parte de la trilogía La espada del honor, Waugh describe la participación del capitán Guy Crouchback, protagonista también de Hombres en armas, en el descalabro de Creta. Esta frustrante operación militar se describe con minuciosidad especialmente en la segunda parte de la novela. Waugh utilizó para su redacción las notas personales de sus propios diarios, cuando la brigada en la que servía fue destinada a cubrir la retirada de esa isla griega. (Cátedra. 462 págs. 17 €.).

Borís Pasternak, El doctor Zhivago. Nueva traducción al castellano de una de las novelas más populares del siglo XX, a cargo de Marta Rebón, la misma traductora de Vida y destino, de Vasili Grossman, que tantos elogios recibió. La novela describe el mundo interior del poeta y doctor Yuri Zhivago, que tiene que sobrevivir en un contexto dramático, tras la proclamación de la revolución y la posterior Guerra Civil. Por esta novela y el conjunto de su obra poética, por la que era más conocido, recibió en 1958 el Premio Nobel de Literatura, lo que provocó en la URSS una virulenta campaña contra la el autor. (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores. 760 págs. 24 €.).

 

EL MUNDO DEL PASADO


Irène Némirovsky, Nieve en otoño. Tercera novela que escribió la autora, tras David Golder y El baile, ya en Francia. La protagonista es Tatiana Ivanovna, la anciana criada de una familia de terratenientes rusos. Tatiana ve cómo los miembros de la familia, que ella ha criado, tienen que exiliarse tras la Revolución soviética. Todos se trasladan a París, y allí, en el declinar de su existencia, Tatiana siente nostalgia de su tierra y de su pasado. Novela breve, sencilla, de hondos sentimientos. (Salamandra. 96 págs. 10 €.).

Jennie Rooney, La verdadera historia. La historia está contada, en breves capítulos que se alternan, por una anciana (Stevie) y un anciano (Michael). Se conocieron y amaron fugaz pero profundamente en 1941, poco antes de que él se fuera a la guerra. El estilo es claro, directo, sencillo. No hay retóricas vanas, no hay introspecciones inútiles, ni alardes poéticos. (Alfaguara. 247 págs. 21,50 €.).

Wallace Stegner, El pájaro espectador. Joe Allston, agente literario, vive retirado con Ruth, su mujer. Su visión de la vejez y de las personas es crítica y despreciativa. La de Ruth, sin embargo, es vitalista y esperanzadora. Un día, Joe recibe una inesperada postal de una amiga danesa que despierta en él viejos recuerdos y le lleva a recuperar los diarios del viaje que hizo a Dinamarca. A partir de ese momento, cada noche, los van leyendo y reviven acontecimientos que les sirven para replantearse sus vidas. Nueva novela publicada en España del autor de En lugar seguro y Ángulo de reposo. (Libros del Asteroide. 308 págs. 18,95 €.).

Hortensia Papadat-Bengescu, Concierto de música de Bach. Hortensia Papadat-Bengescu (1876-1955) está considerada como la autora que conduce a la novela rumana, en la primera mitad del siglo XX, al mejor nivel europeo. Trascurre la novela en el periodo entre guerras, ambientada en la sociedad noble y burguesa, refinada, culta y afrancesada de aquellos años y cuenta la preparación de un gran concierto de Bach. Además de la música, uno de los temas de la novela, a la autora le interesa mostrar el lado sombrío de una sociedad cínica, vanidosa y frívola. (Gadir. 281 págs. 20 €.).

C. H. B. Kitchin, A toda vela. En la Inglaterra de los años veinte, Lydia Clame piensa que "vivir entre cosas bonitas y gente guapa es con seguridad lo único ideal" y a ese objetivo consagra las innumerables horas libres que le permite su renta anual. No es rica pero sí acomodada, y puede llevar una existencia en sociedad de soltera de treinta años sin más preocupaciones que las de llenar su agenda. El acierto de Kitchin en esta novela de 1924 consiste en reflejar un ambiente social un tanto hueco y volcado en las apariencias, donde el objetivo es no desentonar. (Periférica. 187 págs. 17,50 €.).

Eduard von Keyserling, Princesas. Las novelas de Von Keyserling (1855-1918) describen la despedida de la Belle Époque y del mundo decadente de la aristocracia báltica de habla alemana. Princesas es un retrato social del amor y de la pérdida. Los protagonistas giran en torno a la corte de un pequeño principado arruinado, incapaz de adaptarse al cambio de los tiempos. La soberana del país, la viuda Adelheid von Neustatt-Birkenstein, duda entre casarse o no con un pretendiente que podría solucionar los problemas económicos de la corte. (Nocturna. 255 págs. 15,95 €.).

Jane Austen, Emma. En sus novelas, Jane Austen refleja con mucho realismo el orden jerárquico de la sociedad británica y la psicología de unos personajes obsesionados con el formalismo de las normas de cortesía. Emma vive cerca de Londres, y su única ocupación es buscar un buen matrimonio para sus amigas y conocidas. Con sutileza y elegancia, Austen describe este estratificado mundo social, una aristocracia rural apegada a las tradiciones y convencionalismos, que ve en el matrimonio la consolidación de su manera de entender las relaciones humanas, sociales y hasta comerciales. (Alba. 560 págs. 32 €.).

María Dueñas, El tiempo entre costuras.Sira Quiroga, modista, se muda de Madrid a Tetuán antes de la Guerra Civil; conoce al gran mundo político y militar y termina trabajando para unos servicios de inteligencia. La novela gustará a los que busquen emociones (romances, amistades), trasfondo histórico (Franco y sus hombres fuertes, los nazis en España, el protectorado español), intriga, exotismo colonial, moda y glamour. (Temas de Hoy. 610 págs. 22 €).

Arturo Pérez-Reverte, El asedio. Voluminosa obra ambientada en el Cádiz asediado por las tropas francesas poco antes de que se proclamara la Constitución de 1812. Contienen varias novelas: una policíaca, una de aventuras marítimas, una de espionaje, otra científica y un folletín romántico. Pérez-Reverte muestra sus mejores cualidades como narrador, con personajes desafiantes y algún que otro zarpazo a la Iglesia. (Alfaguara. 730 págs. 22,40 €.)

 

LITERATURA Y POLÍTICA


Ethan Canin, América, América. Corey Sifter, editor de un periódico en una pequeña localidad del estado de Nueva York, rememora los sucesos acontecidos en 1971 en esa localidad, que supusieron el fin de la carrera política del senador Henry Bonwiller, serio aspirante a la carrera presidencial. Antes de ir a la universidad, Corey trabajaba en la mansión de los Metarey, la familia más rica y principal impulsora de la candidatura de Bonwiller a la presidencia. Corey es testigo de importantes hechos que condicionarán tanto su vida personal como la de la familia Metarey. Novela política y novela de iniciación de un joven. (Salamandra. 476 págs. 20 €.).

Jean Echenoz, Correr. Crónica de la vida deportiva del atleta checoslovaco Emil Zatopek, corredor que comienza a destacar en 1946. El libro no es una biografía, sino más bien una crónica rápida, hecha de instantáneas de su vida y su ambiente, desde la perspectiva de la actividad deportiva del protagonista. A la vez, la narración describe certeramente la situación política de Checoslovaquia como satélite de la URSS, las repercusiones de la actividad de Zatopek para el régimen de Praga y las limitaciones y desencuentros que el protagonista tiene por sus opiniones políticas. (Anagrama. 140 págs. 14,50 €.).

Leonardo Padura, El hombre que amaba a los perros. Novela que está concebida como una investigación, aunque los elementos narrativos y el tratamiento sean absolutamente novelescos. Los protagonistas son Trostki y su verdugo, el catalán Ramón Mercader. De la revolución Rusa a la Guerra Civil española, la novela es un apasionante fresco de aquellos años, muy bien evocados por su autor, cubano con una sólida trayectoria literaria. Apasionante novela, con algunos pasajes sórdidos. (Tusquets. 573 págs. 22 €.).

 

EN EL CENTENARIO DE TOLSTOI


Lev Tolstoi, Guerra y paz. Nueva edición, en el primer centenario de su muerte, de una de las novelas fundamentales de Tolstoi. Estamos ante un compendio de la increíble capacidad narrativa de Tolstoi, que no se detiene ante la descripción de los campos de batalla ni de los salones de San Petersburgo y que, además, retrata perfectamente tanto la psicología de sus personajes como la vida de la aristocracia rusa en la época de la invasión napoleónica. La obra alterna magistrales descripciones de la vida familiar y de la corte de Alejandro con las vicisitudes del ejército napoleónico y la recreación de las batallas de Austerlitz y Borodinó. (El Aleph y Del Taller de Mario Muchnik. 1.904 págs. 39,90 €.).

Lev Tolstoi, Anna Karénina. Junto con el tema central de la novela -el adulterio de Anna-, a Tolstoi le interesa especialmente retratar los pliegues de la sociedad de su tiempo con una finalidad también moral; de hecho, el creciente sufrimiento de la protagonista es la manera de expiar sus actos equivocados. La novela, además de poseer una excelente calidad estilística, es un fresco veraz de la Rusia de su tiempo y un compendio del abigarrado y a menudo complejo mundo interior de Tolstoi. (Alba. 1.008 págs. 44 €.).

 

GEOGRAFÍAS LITERARIAS


Jhumpa Lahiri, Tierra desacostumbrada. Al contrario que en obras anteriores de la autora, la atención no se centra aquí en las dificultades de la primera generación de inmigrantes sino en los cambios que se operan en la segunda y tercera generaciones, cuando ya los lazos con el origen se han ido perdiendo y las tensiones latentes son intra-familiares: abuelos, padres y nietos. Lo más hermoso de estos relatos es la naturalidad casi doméstica con la que Lahiri guía a sus personajes. De hecho, la sensación es que son personajes que crecen solos, un punto perdidos en el mundo, deseosos de comunicarse con sus seres queridos pero definitivamente llamados a la soledad. (Salamandra. 352 págs. 19 €.).

Yu Hua, ¡Vivir!. Es curioso que la lectura de un libro tan duro como ¡Vivir! deje en el recuerdo un poso tan vitalista. Yu Hua se sirve de un solo personaje, Fugui, un campesino que en su vejez rememora su vida para presentarnos este fresco de la China del siglo XX. El anciano, hijo de un terrateniente, dilapida en su juventud la herencia paterna en el juego; y se abisma en una pobreza a la que también condena a su mujer y sus dos hijos. Pero la lista de desgracias continua. No obstante, en ningún momento el dolor aventaja a la esperanza y, con toda su corrupción y su pena, la vida sale adelante. (Seix Barral. 240 págs. 18,50 €.).

Seumas O’Kelly, La tumba del tejedor. Breve novela, un clásico de la literatura irlandesa, que refleja algunos rasgos del espíritu irlandés y que constituye una entretenida parábola con el telón de fondo del valor de la vida y de la muerte. En una pequeña localidad irlandesa fallece Mortimer Hehir, el tejedor, uno de sus habitantes más longevos. Muere sin revelar a su viuda el lugar donde tiene que ser enterrado en el antiguo cementerio de Clon na Morav, donde tienen un sitio reservado los muertos más ilustres. (Sajalín. 77 págs. 11,50 €.).

Kazuo Ishiguro, Nocturnos. Tras seis novelas de alta calidad, Ishiguro publica su primer libro de relatos. En ellos sigue indagando en torno a la evaluación del pasado. Para conseguirlo, pone a sus personajes siempre en un momento de su vida en el que descubren que sus expectativas no se han cumplido. Los protagonistas pertenecen al mundo de la música. Son historias intensas, abiertas en algunos finales, escritas con un estilo exacto, elegante y preciso. (Anagrama. 249 págs. 17 €.).

 

DIETARIOS Y MEMORIAS


Guy Talese, Retratos y encuentros. Selección de algunos de los reportajes periodísticos publicados por Talese, uno de los pioneros junto con Tom Wolfe del Nuevo Periodismo. Con maestría y mucho oficio, se acerca a diferentes personajes, sobre los que, partiendo de un momento concreto de sus vidas, traza una radiografía de su existencia. Talese prefiere personajes públicos (varios reportajes están dedicados a boxeadores y jugadores de béisbol ya retirados) que ya han perdido su peso social, aunque mantienen su fama. (Alfaguara. 302 págs. 19,50 €.).

José Jiménez Lozano, Los cuadernos de Rembrandt. Sexto volumen de los diarios de uno de los escasos referentes culturales que no han sucumbido a los frágiles encantos de lo políticamente correcto. Se rebela el autor contra la imposición de unos uniformes patrones, muy visibles en el mundo político y cultural, donde se sustituye la tradición y la fuerza de los valores occidentales y cristianos por señuelos banales. Sus análisis son certeros por su profundidad y porque saben destapar el engaño. (Pre-Textos 233 págs. 18 €.).

Miguel d’Ors, Más virutas de taller. Poco a poco, Miguel d'Ors se ha convertido en uno de las figuras más importantes de la poesía española contemporánea. Este libro contiene sus impresiones -desde 2004 hasta 2009- sobre su literatura, su vida como escritor y el mundo que le rodea. Eu contenido es muy variado: la reflexión poética, la crítica literaria, o sus observaciones sobre la poesía actual y la política. Sobresale su sentido de la trascendencia, su independencia de juicio, y su ironía inteligente sobre algunas cuestiones literarias y morales que subyacen en interpretaciones “políticamente correctas”. (Los Papeles del Sitio. 332 págs. 16 €.).

Manuel Chaves Nogales, Juan Belmonte, matador de toros. Renacimiento vuelve a publicar esta biografía del toreo Juan Belmonte, escrita en 1935. Se trata de una exquisita edición, con unas magníficas ilustraciones de la época y con un interesante prólogo de Mª Isabel Cintas, experta en la obra del escritor y periodista Chaves Nogales. En la biografía, Chaves da la voz a Belmonte, quien habla de su infancia y adolescencia, sus primeros pasos en el mundo del toreo, su éxito espectacular, la relación que tuvo con otros toreros y también con algunos intelectuales de su tiempo... La biografía tiene un innegable valor histórico, sociológico y, por supuesto, literario que esta nueva edición agranda y enriquece. (Renacimiento. 528 págs. 25 €.).

 

POESÍA


Enrique García-Máiquez, Con el tiempo. En su cuarto poemario, con un enfoque muy personal, García-Máiquez (1969) no se aparta de los temas más repetidos en la poesía universal: el amor divino y humano, la vida, la muerte, la caducidad del tiempo, la naturaleza, el arte... El título del libro señala bien dónde nos movemos: el día a día del escritor, su entorno familiar y social, con los matices que impone el transcurrir de los meses y los años. El tono dominante del libro es el humor, que le permite al poeta distanciarse de la realidad, para cantarla sin dramatismos ni ingenuidades, transmitiendo amor a la vida. (Renacimiento. 72 págs. 12 €.).

 

INTRIGAS POLICÍACAS


Domingo Villar, La playa de los ahogados. Segunda novela que publica Villar tras el éxito de Ojos de agua, que se desarrollaba en Vigo en torno a la investigación de un crimen por el inspector Leo Caldas y su ayudante Rafael Estévez. En La playa de los ahogados, se enfrentan ahora al caso de un pescador de Panxón, que aparece ahogado y con las manos atadas en la playa de su pueblo. El ambiente de pescadores y los personajes están muy bien retratados; la tensión narrativa y la intriga de la historia también son estupendas. (Siruela. 445 págs. 19,90 €.).

Qiu Xialong, Seda roja. Quinta novela de la serie protagonizada por el detective Chen Cao, jefe de homicidios de Shanghai. Xialong domina con soltura la estructura policiaca y, a la vez, introduce a los lectores occidentales en los convulsos cambios que se están dando en la sociedad china. En Seda roja, Chen Cao tiene que descubrir al asesino de una serie de crímenes unidos porque sus víctimas, todas mujeres, aparecen con un vestido mandarín. La trama se mezcla con las inquietudes literarias de Chen Cao, sus aficiones gastronómicas y con los problemas actuales de China, donde las ansias de libertad se han canalizado también hacia la sexualidad sin trabas. (Tusquets. 357 págs. 19 €.).

Lorenzo Silva, La estrategia del agua. Nueva novela protagonizada por la famosa pareja de guardias civiles, el brigada Bevilacqua y la sargento Chamorro. En esta ocasión se enfrentan a un caso que parece tratarse de un ajuste de cuentas por culpa de la droga. El autor aprovecha la irónica relación entre esta original pareja para reflexionar sobre puntuales cuestiones que tienen que ver con la sociedad contemporánea. (Destino. 384 págs. 18,50 €.).

Jo Nesbo, Némesis. El noruego Nesbo está entre los mejores autores de la prestigiosa novela policíaca nórdica. En ésta se inspira bastante en la novela negra norteamericana: detective competente, intuitivo, testarudo, violento, de métodos poco ortodoxos y con una vida personal desordenada. Estas novelas se convierten en interesantes cuando explican la vida en directo de una sociedad y de unos personajes, como sucede aquí. (RBA. 521 págs. 17 €.).

Hannah Tinti, El buen ladrón. Novela de aventuras, a veces algo macabras, aunque sin morbo, porque los protagonistas se dedican a robar cadáveres para venderlos a la “ciencia”. Ideal para quienes gustan del género gótico. Además, la novela tiene el mérito -y eso sí que es dickensiano- de unos personajes muy bien dibujados. La trama no es complicada y las aventuras se suceden a buen ritmo. Si hay un valor que destaca por encima de todos es el de la amistad. La novela, muy contenida en los pasajes en los que podría haber sido cruda, es para un público amplio, a partir del buen lector adolescente. (Anagrama. 356 págs. 19,50 €.).


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.