Selección de cine en DVD (marzo 2017)

Página 1

Ofrecemos una selección de películas editadas recientemente en DVD, con la idea de dar pistas para comprar o alquilar.

::Jóvenes::


Un monstruo viene a verme
A Monster Calls

Director: Juan Antonio Bayona. Guion: Patrick Ness (novela: Patrick Ness). Intérpretes: Sigourney Weaver, Felicity Jones, Lewis MacDougall, Liam Neeson, Toby Kebbell, Geraldine Chaplin. 108 min.

Bayona adapta el best seller homónimo de Patrick Ness (guionista de la película) y cuenta el paso a la madurez de un chaval que tiene una madre enferma terminal, un padre ausente, una abuela autoritaria y problemas en el colegio. El monstruo del título le ayudará, a través de tres cuentos, en ese proceso de asimilar su vida.

La historia tiene una riqueza antropológica que no es fácil encontrar en el cine contemporáneo. El monstruo enseña al joven a mirar a los demás con comprensión, a luchar contra la dureza de su juicio que divide al mundo en héroes y villanos, y a poner en orden su rico pero tumultuoso mundo interior. Y le enseña a enfrentarse con la muerte.

Y además de este potente fondo argumental, hay un niño que se come la cámara. Y una animación adulta que es una obra de arte… Hay muchas cosas en la película de Bayona y muy poco espacio para contarlas.

 

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares
Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children

Director: Tim Burton. Guion: Jane Goldman, a partir de la novela de Ransom Riggs. Intérpretes: Eva Green, Asa Butterfield, Samuel L. Jackson, Kim Dickens, Allison Janney, Ella Purnell, Judi Dench, Chris O’Dowd. 127 min. (VS)

Tim Burton entrega su mejor película desde Big Fish, de 2003. Adapta la novela homónima de Ransom Riggs, cuya trama –un adolescente que viaja a un mundo fantástico–, todo un proceso de maduración, tiene mucho en común con Alicia en el País de las Maravillas. Pero aquí los logros del cineasta son mayores: consigue cierto realismo en el mundo mágico que nos pinta, nos creemos lo que vemos.

Lo mejor que puede decirse de la película es que nunca deja de sorprender. Llama la atención el guion sin fisuras ni caídas de ritmo.

Además de que la narración es agilísima, visualmente el film es muy original, en decorados y diseño del aspecto de los personajes y su vestuario, con magníficos efectos especiales, donde destaca la batalla entre gigantes y esqueletos, deslumbrante homenaje a Ray Harryhausen.

 

::Jóvenes-adultos::


Sing Street

Director y guionista: John Carney. Intérpretes: Ferdia Walsh-Peelo, Lucy Boynton, Jack Reynor, Aidan Gillen, Maria Doyle Kennedy. 105 min. (SD)

John Carney (Once, Begin Again) vuelve a dar en el centro de la diana con esta película happy sad, como define la vida uno de los personajes en un divertido diálogo. El talento de Carney, director y guionista, para contar historias musicales es patente.

Sing Street es una película de una tremenda ambición y, a la vez, humilde, sencilla, ingenua. Porque Carney sigue a lo suyo: personajes muy bien construidos, diálogos brillantes que suenan muy naturales, conflictos y tramas que no quieren inventar la pólvora pero que funcionan francamente bien.

La cinta es un gran relato vital, social, familiar, de padres, de hijos, de amigos, de colegios de curas donde las cosas no siempre se hicieron bien, de Dublin y de Dolkey, de canciones y guitarras y de Inglaterra como quimera.

 

::Adultos::


Snowden

Director: Oliver Stone. Guion: Oliver Stone, Kieran Fitzgerald (libro: Luke Harding). Intérpretes: Joseph Gordon-Levitt, Shailene Woodley, Melissa Leo, Zachary Quinto, Tom Wilkinson, Rhys Ifans, Nicolas Cage, Timothy Olyphant. 134 min. (X)

Oliver Stone vuelve a llevar a la pantalla grande lo que ya contó en el magnífico documental Citizen Four: la vida de Edward Snowden, el empleado de la CIA que sacó a la luz el espionaje masivo que realizaba el gobierno de los Estados Unidos. Como todo el cine político de Stone, la película peca de hagiográfica y le falta garra y ritmo, pero salvados estos inconvenientes hay que decir que es un thriller interesante que se ve bastante bien.

En primer lugar, porque la historia de Edward Snowden es apasionante y aquí está bien contada. En segundo lugar, porque la interpretación de Joseph Gordon-Levitt es magnífica. Y es magnífica por contenida, por ajustada, por poco sobreactuada. Es un Snowden creíble, casi de documental. Finalmente se agradece también la decisión de Stone –que solo rompe en una explícita escena de sexo– de no llevar la historia por el terreno fácil del chisme o del escándalo personal y mantenerse siempre en un tono de thriller político-periodístico que le sienta bien a una película como esta.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.