Se estabiliza el proceso secularizador en España

Las mujeres son más religiosas, pero la secularización ha avanzado más en ellas

Página 1

El informe La sociedad española 1995-96 presenta la práctica religiosa y el nivel de estudios como dos factores importantes para la integración social. Cuanto más bajos son esos dos indicadores, mayor es el descontento de los españoles con la sociedad en que viven. El estudio, cuarto de una serie publicada por la Fundación General de la Universidad Complutense y realizado bajo la dirección del sociólogo Amando de Miguel, se basa en una encuesta sobre los estilos de vida y las opiniones de los españoles.

El informe recuerda que entre 1970 y 1979 hubo un fuerte descenso de la práctica religiosa en España (del 64% al 37%). Después, el proceso se fue haciendo cada vez más lento, hasta detenerse: desde 1983, la distribución de los españoles según la religiosidad está estancada en un 27% de católicos practicantes, un 50% de no practicantes y un 21% sin religión.

La evolución es diversa según la edad y el sexo. La proporción de practicantes sube con la edad, y es mayor en las mujeres que en los hombres. Sin embargo, en los últimos años la secularización ha avanzado mucho más entre las mujeres, de modo que se ha reducido la diferencia entre los índices masculino y femenino de práctica religiosa. La mayor secularización se da entre las personas de 40 a 50 años, mientras que se ha estabilizado el proceso secularizador de los jóvenes.

El estudio trata de averiguar las causas del descenso de la religiosidad en los últimos decenios. Sobre esto, Amando de Miguel concluye: "Lo que llamamos secularización viene a ser la consecuencia de que muchos católicos no están de acuerdo con la doctrina de la Iglesia en materia de relaciones sexuales".

En cuanto a las relaciones familiares, el informe señala que España es el país de la Unión Europea que tiene la menor proporción de hogares unipersonales. Otra peculiaridad de la familia española es el retraso de la edad de emancipación real. Después de los 30 años, todavía el 43% de los varones y el 31% de las mujeres conviven con sus padres. Entre los jóvenes, el 31% dependen económicamente de sus padres, y un 18% más reciben de ellos alguna ayuda. Los varones se independizan más tarde, pero a partir de los 40 años son más las mujeres que vuelven a convivir con los padres, no porque regresen al hogar paterno, sino más bien porque los padres pasan a vivir con ellas.

El informe señala también que la opinión de los españoles hacia los inmigrantes extranjeros es más bien negativa, y ha empeorado desde el estudio anterior. Un 44% de los entrevistados manifiesta un cierto rechazo hacia los inmigrantes, aunque no llegan a la xenofobia.

Por otra parte, los espectáculos preferidos de los españoles son el cine, las procesiones de Semana Santa y la música moderna, mientras que los menos atractivos son los toros y las telenovelas. La proporción de telespectadores crece conforme desciende el nivel de estudios. El grupo que más televisión ve es el de aquellas personas que tienen estudios medios y no leen. En general, los jubilados son los que más horas dedican a la televisión. Respecto a los sentimientos que provocan algunos conceptos propuestos en la encuesta, "España" es el mejor acogido, seguido muy de cerca por el de "ecologista". Por contraste, el término "feminista" es el único que inspira rechazo general.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.