Recuerdos desde Fukushima

Grüße aus Fukushima

Página 1

Director: Doris Dörrie

Guionista: Doris Dörrie.
Intérpretes: Rosalie Tho-mass, Kaori Momoi, Moshe Cohen, Nami Kamata, Aya Irizuki, Thomas Lettow.
104 min.
Jóvenes.
Estreno: 29-12-2017.

Marie sufre una crisis profunda y decide cambiar de aires y comenzar de nuevo, se une a una ONG y parte a Japón como animadora para entretener a un grupo de ancianos, víctimas de la catástrofe de Fukushima. Pronto descubre que no está a la altura de la misión y decide abandonar, pero al final permanece por no dejar sola a Satomi, una arisca anciana, última geisha de Fukushima.

Doris Dörrie es una directora –y escritora– alemana cuyas películas, sin ser muy comerciales, siempre han sido bien acogidas por público y crítica. Su obra sobre Fukushima es, al mismo tiempo, un homenaje más a esa región siniestrada, una muestra de su amor por Oriente y un homenaje a Alain Resnais, fallecido hace tres años, autor del original Hiroshima mon amour, en quien se inspira: en primer lugar, al enfrentar a protagonistas de las dos naciones; además, el ambiente es ligeramente onírico en un mundo post catástrofe nuclear; finalmente, los protagonistas llevan una herida interna. Para completar el homenaje, Dörrie ha realizado su película en blanco y negro, lo que facilita aun más comprender las alusiones.

La película es bella; la fotografía en blanco y negro añade solemnidad y grandeza a aquellas ruinas. La historia es mínima, un pretexto para mostrar Fukushima y para cantar las alabanzas de la cultura oriental; pero, al tratar de amistad, entrega y comprensión, cobra fuerza y, dentro de su tristeza, gana esperanza.

Una obra minoritaria llena de simbolismo, hecha para mirar y admirar: un poema ingenuo. 


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.