Prosas reunidas

Lektury nadobowiązkowe

Página 1

Autor: Wisława Szymborska

Malpaso.
Barcelona (2017).
560 págs.
24 € (papel) / 7,99 € (digital).
Traducción: Manel Bellmunt Serrano.

Comprar

La poeta polaca Wisława Szymborska (1923-2012) recibió el premio Nobel en 1996. En la revista Vida Literaria, en Cracovia, mantuvo una columna de reseñas desde finales de los sesenta. Luego las continuó en otros medios. La editorial Alfabia las ha publicado en castellano en tres volúmenes titulados Lecturas no obligatorias (2009, 2012, 2014). Ahora Malpaso las reedita en un solo libro.

Sus columnas comentan libros que normalmente no reciben la atención del crítico. Y más que de cualidades formales o literarias, habla del tema en cuestión. No siempre cuenta mucho de los textos, sino que toma pie de ellos para opinar sobre esto y aquello con sencillez, buen estilo, sentido común y un humor afilado muy agradable. Son notas vibrantes y llenas de chispa que abordan todo tipo de libros: un poeta polaco menor o una historia de la moda, Montaigne o el alfabeto chino, los hechizos, los terrarios o la higiene. “Desde pequeña –escribe en una de las reseñas– me produce placer acumular saberes innecesarios”. Su curiosidad es inagotable. Todo es literatura parece decirnos.

Su poesía es sencilla, intimista, confesional, ejerce un humanismo irónico lleno de sencillez que la hace conectar con facilidad, por los asuntos y la forma, con la gente corriente. Igual sucede en estas prosas.

En una entrevista decía: “Mis Lecturas no obligatorias no son realmente prosa seria. Son una especie de artículos, a veces serios, a veces divertidos, en ocasiones incluso parecidos a mi poesía”. Pero no estamos ante una obra menor. Puede despistar su llaneza y claridad, que la mayoría de los libros reseñados no tengan interés específicamente literario o el tono aparentemente juguetón de muchas piezas. O que muchos de los libros son de autores locales poco conocidos fuera de Polonia. Pero detrás hay agudo pensamiento, pasión y asombro por la vida y una llamada a la lucha. Szymborska se distanció pronto de los gobiernos de su país y de otros intelectuales más acomodaticios, y aprovecha también estas líneas aparentemente inocuas para hacer guerrilla de ideas.

Una edición muy cuidada de un libro muy destacable por su inteligencia y por reflejar una actitud ante la vida honesta, clara y divertida.


Nuestra web utiliza cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.