aceprensa

Leyendas negras de la Iglesia


Autor: VITTORIO MESSORI

Vittorio Messori


Planeta. Barcelona (1996). 272 págs. 2.200 ptas.

La Iglesia católica ha soportado a lo largo de su historia numerosas campañas de desprestigio. Algunas han tenido éxito incluso entre católicos influidos por versiones de los hechos que, pese a sus pretensiones de rigor, en casi todos los casos no son más que episodios de leyenda, manipulados al servicio de prejuicios anticatólicos.

El periodista italiano Vittorio Messori examina en este libro algunas de esas leyendas para mostrar su falsedad radical, en unos casos, o su deformación sectaria, en otros. El volumen está formado con capítulos escogidos de tres obras anteriores del mismo autor: Pensare la storia, La sfida della fede y Le cose della vita, que son otras tantas recopilaciones de artículos publicados en el diario Avvenire desde 1987.

Las piezas seleccionadas aluden, por ejemplo, a la crueldad atribuida a la Inquisición española, al genocidio de los indios en la colonización de América, al proceso de Galileo, a la actitud de la Iglesia respecto al nazismo o a la pena de muerte, al misterio de la Sábana Santa de Turín, como casos notorios de intransigencia, complicidad o aliento supersticioso. El autor utiliza con singular acierto la ironía, basada en el examen de la historia verdadera, probada con datos que desmontan las manipulaciones. Se revela así la falsedad del genocidio indiano atribuido a los españoles, al comprobar la presencia de razas indias en estado puro y de millones de mestizos en los países iberoamericanos del centro y sur de América.

Respecto al caso Galileo, recuerda el autor la corrección con que fue tratado antes y después del proceso y la levedad de la condena, levantada a los pocos meses, para que el sabio pudiera permanecer en su propia villa. Por cierto, la frase eppur si muove nunca fue pronunciada por Galileo, sino inventada en 1756 por un cronista italiano.

Otras leyendas invalidadas por Messori es la de colaboracionismo de la Iglesia con el régimen de Hitler o la acusación de fomentar el culto supersticioso a la Sábana Santa. Los hechos acreditan lo contrario. El nazismo fue votado masivamente en las regiones protestantes, mientras era derrotado en las de mayoría católica. Sin olvidar la encíclica de Pío XI Mit brennender Sorge, que condenó el ideario nazi en 1937, cuando todavía en Europa guardaban cauto silencio las grandes potencias.

Así, una a una, con sentido del humor y suavidad, desmonta Messori leyendas negras urdidas contra la Iglesia católica. En ocasiones aporta argumentos históricos o científicos, aunque a veces habría sido necesario profundizar en ellos, para darles mayor consistencia. Pero el propósito divulgativo y el estilo ameno, propios del periodismo, explican las limitaciones documentales que se detectan en ciertos pasajes.

Rafael Gómez López-Egea