aceprensa

Cada vez hay más norteamericanos atrapados por el juego

La proliferación de casinos y loterías estatales impulsan la adicción


Según la última investigación de la Facultad de Medicina de Harvard, en Estados Unidos y Canadá la proporción de jugadores patológicos -cuyas vidas están completamente dislocadas por el juego- ha aumentado del 0,84% de la población, en 1994, al 1,29% en la actualidad. La proliferación de casinos y de loterías estatales favorece la adicción entre los adultos.

El equipo del psicólogo Howard Shaffer ha analizado el comportamiento adulto ante el juego a partir de los datos de 120 estudios, la mayor parte de los cuales son encuestas telefónicas realizadas entre 1977 y 1997. Precisamente por ser encuestas telefónicas, hay quienes critican la fiabilidad de los resultados. Así, el sociólogo Henry LeSieur, ex profesor de la Universidad Estatal de Illinois, considera que la proporción de adultos adictos al juego es incluso mayor de la que sostiene Shaffer.

Lo que no tiene vuelta de hoja es que la cifra del negocio del juego se ha multiplicado por 34 en poco más de dos décadas: de 17.300 millones de dólares en 1974 a 586.500 millones en 1996. En este aumento influye el cambio del valor del dinero, pero mucho más el hecho de que los adultos tienen cada vez más facilidades para entretenerse con las apuestas.

La primera lotería estatal fue la de New Hampshire, en 1964. Ahora 36 Estados cuentan con ella. Además, desde 1988 se ha permitido la apertura de casinos en las reservas indias, que ya hacen negocio en 26 Estados.

La mayor accesibilidad de los juegos de apuestas no parece haber afectado tanto a los jóvenes, porque, según explica Shaffer, ellos prefieren el juego "informal". No obstante, las encuestas indican que el 4% de los menores de veinte años y el 5% de los universitarios sufren alguna adicción al juego. Faltan estudios longitudinales que indiquen en qué medida los jóvenes de hoy consiguen superar su adicción al madurar.