aceprensa

La impronta humana

The Human Blueprint


Autor: ROBERT SHAPIRO
Acento Editorial. Madrid (1993). 478 págs. 3.800 ptas. Edición original: St. Martin's Press (1991).

Desde los años ochenta, los investigadores especulaban sobre la posibilidad de descifrar el código genético. Este afán por desentrañar la información contenida en el ADN cristalizó en 1990 en el lanzamiento del Proyecto Genoma Humano. Robert Shapiro, catedrático de química en la Universidad de Nueva York, documenta en este libro los acontecimientos más significativos de la historia de la genética, desde su aparición a finales del siglo XIX hasta el Proyecto Genoma Humano, al que dedica la mayor parte de la exposición. El autor evita el uso de términos científicos y enriquece el texto con multitud de ejemplos y anécdotas que facilitan la lectura.

Shapiro narra las investigaciones clásicas de Mendel y Morgan, y los hallazgos de la segunda mitad del siglo XX (Watson y Crick, Sanger, Gilbert). Explica cómo los progresos en el conocimiento de los genes han sido cada vez más espectaculares y han hecho posible unificar todos los esfuerzos en un solo proyecto. Sin embargo, para llevar a buen puerto este proyecto habrá que superar numerosos obstáculos: el altísimo coste, las rivalidades entre científicos y la oposición por parte de los que opinan que el conocimiento del genoma abre la puerta a peligrosas manipulaciones.

Aunque el proyecto pretende establecer el mapa genético completo para analizar así todo el genoma, se dará primacía a las investigaciones con mayor interés médico. El autor habla de enfermedades debidas a defectos genéticos, como la hemofilia, la anemia drepanocítica o la fibrosis quística, extendiéndose sobre el estado actual de la investigación y las expectativas de futuro tratamiento.

Shapiro no oculta que un conocimiento completo del genoma podría tener efectos perversos: por ejemplo, aborto del hijo portador de una enfermedad genética; elección caprichosa de los hijos, en función del sexo o de la capacidad cerebral; o dirección evolutiva de nuestra especie mediante la manipulación de las células germinales. El libro no entra en el debate ni da solución a los problemas planteados. No obstante, Shapiro apuesta incondicionalmente por la ciencia, en detrimento a veces de la ética. Estas cuestiones requerirían un tratamiento más profundo de sus implicaciones morales, como pone de relieve el reciente experimento de clonar embriones humanos.

Pablo de Santiago