aceprensa

De qué va la filosofía

Los grandes temas de la historia del pensamiento en 351 conceptos claves


Autor: CARLOS GOÑI

Arpa. Barcelona (2017). 400 págs. 20 €.

Comprar1


Carlos Goñi se ha propuesto una tarea ardua: explicar, de un modo sencillo, los principales conceptos filosóficos. Y aunque no es la primera vez que lo hace, en esta ocasión presenta una divulgativa introducción que puede servir a los jóvenes y a todos los que desean completar su formación. Frente a los manuales, que entre este público tienen poco éxito, el ensayo de Goñi tiene la ventaja de la brevedad.

Por otro lado, teniendo en cuenta que la filosofía ha salido un tanto malparada en la nueva ley española de educación, este repaso claro y ameno por los grandes temas filosóficos puede servir para llenar una laguna y mostrar el interés que tienen.

La exposición de Goñi sigue el orden clásico: teoría del conocimiento, la realidad, antropología, ética y filosofía social, etc. Desgrana los conceptos más importantes en 351 entradas que muestran la necesidad que el hombre tiene de hacerse preguntas y profundizar en el conocimiento de la realidad, sin conformarse con impresiones superficiales ni con las opiniones comunes. El libro acierta en su pretensión didáctica: consigue que el lector capte la importancia de las cuestiones filosóficas y su relevancia existencial y cultural.

Algunas partes resultan más complejas, como la dedicada a la lógica, pero gracias a su propia experiencia docente, Goñi supera con vigor pedagógico y entusiasmo los escollos. También añade por cada una de los grandes temas, un apéndice con textos, filosóficos y literarios, para espolear la reflexión de los lectores.

Podrían destacarse dos aspectos de este ensayo. De un lado, el repaso de los principales problemas filosóficos es completo, hasta el punto de que aborda, además de los clásicos, otros más contemporáneos, como la relación mente-cerebro, el naturalismo, el feminismo o el pensamiento posmoderno. Por otro, el libro tiene una intención claramente formativa, de modo que Goñi no oculta las consecuencias de determinados planteamientos ni la inconsistencia de algunas propuestas, lo que anima al lector, joven o adulto, a formarse su propio juicio crítico.