aceprensa

El Observatorio

Consumir preferentemente después de la fecha indicada


Los daneses ya pueden comprar comida caducada o con envases dañados, informa Quartz1. No es necesario que estos productos vayan directamente al contenedor y, por lo tanto, a aumentar la montaña de desperdicios diarios que se generan en las grandes capitales occidentales. Gracias a la iniciativa de una ONG denominada Kolkekirkens Nodhjaelp, el mes pasado abrió sus puertas WeFood, el primer supermercado que vende alimentos más allá de la fecha de caducidad en Copenhague.

Tras un año de esfuerzos para levantar los vetos administrativos, WeFood está vendiendo alimentos descatalogados pero perfectamente comestibles, a precios reducidos; en algunos casos con rebajas de hasta el 50% sobre la etiqueta. Sus principales compradores son ciudadanos conscientes del grave problema de desperdicios –en Dinamarca se producen 700.000 toneladas de desechos de comida al año– y también personas con escasos recursos que se benefician del bajo coste de los productos.

La iniciativa de WeFood pretende inspirar actuaciones similares en otros países, con una llamada a la responsabilidad de los consumidores para intentar rebajar el derroche en la compra de alimentos. Se calcula que anualmente la comida comprada y no consumida se acerca a los 1.300 millones de toneladas cada año.