aceprensa

Reino Unido: Aumento sostenido de las vocaciones sacerdotales


El pasado septiembre, 56 nuevos candidatos al sacerdocio ingresaron en los seminarios de Inglaterra y Gales. Se trata de la cifra más alta de toda la década. Los responsables eclesiásticos creen que en este repunte ha influido tanto la campaña para preparar el viaje de Benedicto XVI al Reino Unido como el lanzamiento de un plan pastoral para fomentar las vocaciones.

El sacerdote Stephen Langridge, director de la pastoral vocacional para Inglaterra y Gales, asegura que el número de seminaristas “ha ido creciendo a un ritmo lento pero seguro” (el año pasado se incorporaron 49 candidatos). Y confía en que cada vez habrá más vocaciones a medida “que la gente vaya respondiendo a la visita de Benedicto XVI”.

Precisamente, en el encuentro que tuvo en Londres con cerca de 4.000 estudiantes de colegios y universidades católicas del Reino Unido, el Papa quiso abrir a los jóvenes un horizonte amplio: les invitó a hacerse amigos de Dios y a buscar el sentido último de su vida.

“Lo que Dios desea más de cada uno de vosotros -dijo- es que seáis santos. Él os ama mucho más de lo que jamás podríais imaginar y quiere lo mejor para vosotros. Y, sin duda, lo mejor para vosotros es que crezcáis en santidad” (cfr. Aceprensa, 17-09-20101).

Al persuasivo mensaje de Benedicto XVI, hay que añadir el empeño que puso la Iglesia católica por difundir la figura del cardenal John Henry Newman (beatificado por el Papa durante ese viaje el pasado septiembre). Además de dar a conocer su vida y su obra, la Iglesia quiso presentarlo como un santo moderno con enseñanzas concretas para los cristianos de hoy.

Así lo explica el sacerdote Christopher Jamison, director de la National Office for Vocation: “Cuando todos nos tomemos en serio aquellas palabras de Newman: ‘Dios me ha creado para prestarle un servicio definitivo’, entonces habrá más gente que descubra su llamada al sacerdocio y a la vida consagrada”.

En el aumento de vocaciones sacerdotales también ha influido mucho el trabajo constante llevado a cabo por la National Office for Vocation2, una iniciativa creada en 2002 por la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales para fomentar vocaciones en el seno de las familias, los colegios y las parroquias.

En los últimos años, esta oficina ha lanzado varias campañas dirigidas a promover vocaciones sacerdotales. Desde luego, imaginación no ha faltado. En 2005, recurrió a poner publicidad en posavasos y en el metro de Londres con el lema “Get Collared for the Challenge of a Lifetime”.

El pasado julio, se celebró en Birmingham el festival “Invocation” al que asistieron cerca de 300 jóvenes de entre 16 y 35 años para discernir su vocación. La segunda edición del festival está prevista para el próximo junio.

Este tipo de iniciativas van respaldadas con exhortaciones a profundizar en la oración. Como explica en su web la National Office for Vocation: “Escuchar a Dios en la oración, así como en los acontecimientos y las experiencias de la vida diaria, es lo que llamamos discernimiento”.